Archivo de la etiqueta: biodiversidad

Compromisos del IUCN para la biodiversidad hasta 2020

El Congreso Mundial para la Conservación de la Naturaleza celebrado por la IUCN en Hawái culminó con la propuesta de la agenda de medidas para los próximos cuatro años, recogida en el documento Navigating Island Earth, que se basa en las deliberaciones de los pasados días entre representantes de 192 países y la votación de los sucesores en los puestos de Presidencia -donde Zhang Xinsheng fue elegido para un segundo mandato-, Tesorería, Comisiones donde se establecen competencias como la conservación de especies o las propuestas de leyes medioambientales y los Consejeros que actúan como embajadores de la IUCN en ocho regiones -África, América del Sur y Central, Norteamérica y el Caribe, Sudeste Asiático, Asia central, Asia occidental, Oceanía, Europa del este, Europa occidental- para el periodo 2016 – 2020. El próximo Congreso Mundial de la Naturaleza se llevará a cabo en el año 2020.

La agenda de sostenibilidad global para la conservación de la biodiversidad incluye la importancia de vincular la espiritualidad, la religión, la cultura de las comunidades locales a la conservación de la naturaleza, y la necesidad de implementar soluciones basadas en la biomimesis para proteger los ecosistemas, al tiempo que se afrontan con eficacia los retos sociales, tales como la seguridad alimentaria y el acceso al agua potable, detener el cambio climático, la reducción del riesgo de desastres medioambientales como los seísmos, ciclones o tsunamis, que en definitiva revierten en la salud humana y el bienestar económico.

Respecto a la extensión de áreas de conservación o reservas naturales por parte de los gobiernos de distintos países, Obama aseguró que se expandirá el área dedicada al Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea, escenario para el Congreso de la UICN. El gobernador Ige de Hawái se comprometió a proteger el 30% de los bosques más altos de las cuencas hidrográficas prioritarias de Hawái, gestionar eficazmente el 30% de las aguas cercanas a la costa de Hawái para el año 2030, duplicar la producción local de alimentos y emplear un 100% de energías renovables en el sector eléctrico para el año 2045. Colombia anunció que cuadruplicaría la extensión del santuario de fauna y flora de Malpelo alcanzando 27.000 km2. El Congreso de la UICN también adquirió nuevos compromisos sumándose a la iniciativa Desafío de Bonn para restaurar 150 millones de hectáreas de tierras degradadas y deforestadas hacia 2020, con la meta de 350 millones de hectáreas para el año 2030. Con la adhesión de Malawi y Guatemala al reto de la comunidad internacional, ya se han superado los 113 millones de hectáreas, en un pacto realizado por 36 gobiernos, organizaciones y empresas.

Los miembros de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN) urgieron a los diferentes gobiernos que cierren los mercados de sus países al tráfico de marfil, procedente de la caza furtiva de elefantes, que pone en riesgo tanto la supervivencia de la especie en peligro como supone daños a los ecosistemas de la sabana y las selvas de África subsahariana, así como los vigilantes de las reservas que se enfrentan a los cazadores furtivos. También se señaló la necesidad de colaboración internacional para trazar las rutas de tráfico ilegal de lana de las vicuñas del altiplano andino. Los nativos americanos que poblaban el altiplano de los Andes valoraban las fibras de la lana de vicuña desde tiempos anteriores al imperio inca y la llegada de invasores coloniales. Las primeras leyes de conservación de las vicuñas para limitar la caza fueron promulgadas por Simón Bolívar, sin embargo hasta la segunda mitad del siglo XX no se ha aprobado un marco legal que controle las exportaciones de la codiciada fibra de vicuña.

Otro de los compromisos importantes para frenar la caza furtiva hacia el año 2020, particularmente en Sudáfrica es prohibir la caza de leones criados en cautividad y dispuestos a turistas sin escrúpulos en zonas cercadas donde el animal no puede escapar, una práctica lamentable denominada «canned shooting». Según una investigación publicada por el diario británico Daily Mail en agosto del pasado año, The horror of ‘canned lions’: Undercover investigation reveals how majestic beasts are being bred like ‘farmyard chickens’ just so hunters can choose which animal they want to kill for £31,000 from a catalogue, se trata de un negocio ilegal que atrae a turistas que previamente han seleccionado en un catálogo el león que desean abatir, después costean el viaje a Sudáfrica para la repugnante cacería donde matar a uno de esos leones criados en cautividad y encerrados en una finca vallada. Una práctica que ya había sido alertada cuando Cecil, un león de Hwange National Park en Zimbabwe fue abatido como trofeo por un turista estadounidense, Walter Palmer, dentista de Minnesota. El funcionamiento de dicho negocio turístico que explota la vanidad y la arrogancia de extranjeros ricos a costa de instrumentalizar a especies protegidas, está investigado en la web cannedlion.org.

IUCN para la biodiversidad

Poblaciones indígenas

Los miembros de IUCN acordaron crear una categoría para organizaciones de pueblos indígenas, dando respaldo a sus derechos en la comunidad internacional. “La decisión de crear un lugar específico para los pueblos indígenas marca un paso importante para lograr un uso equitativo y sostenible de los recursos naturales”, declaró Inger Andersen. “Los pueblos indígenas son custodios de la biodiversidad del mundo. Al darles la oportunidad crucial de ser escuchados en la comunidad internacional, hacemos nuestra Unión más fuerte, más inclusiva y más democrática.”

“Para las poblaciones indígenas es una oportunidad de contribuir a las normativas globales de conservación biocultural, aportando conocimiento tradición a la futura dirección de la conservación de la diversidad.”

Los miembros de IUCN también han acordado que las áreas de conservación de la naturaleza sean consideradas como zonas vetadas para actividades industriales que dañen el medioambiente, como la minería, la extracción de petroleo y gas, la industria del aceite de palma, o desarrollo de infraestructuras, como las presas, carreteras y oleoductos. Destacando la necesidad de respetar los derechos de las comunidades indígenas para asegurar su libre, previo e informado consentimiento en relación a cualquier actividad en emplazamientos naturales sagrados y territorios protegidos por poblaciones indígenas y comunidades locales, especialmente las forestaciones primarias, parajes boscosos que nunca han sido explotados, transformados técnicamente o alterados directa o indirectamente por el hombre.

IUCN para la biodiversidad

La naturaleza como capital

Los miembros de IUCN acordaron definir una política relativa al capital natural, tomando en cuenta cuestiones ecológicas, éticas y de justicia social. Se destacó la emergencia de normativas que promuevan la integración de valores ecologistas en la toma de decisiones de empresas e instituciones financieras, como ocurrió en los últimos años con las protestas de grupos ecologistas a las entidades bancarias que financiaban a las empresas que construían oleoductos forzando a las ballenas grises y ballenas jorobadas a desplazarse desde sus hábitats en el Pacífico.

El texto completo con todas las medidas y compromisos adoptados en el congreso de IUCN para la conservación de la biodiversidad en el periodo de 2016 a 2020 se puede leer en IUCN.org, así como el documento con los Compromisos de Hawái.

Congreso Mundial por la Naturaleza 2016 en Honolulú, Hawái

Desde el 1 al 10 de septiembre de 2016 se celebra el Congreso Mundial por la Conservación de la Naturaleza en Honolulu, Hawai, donde se debaten temas medioambientales, principalmente relacionados con el cambio climático, el calentamiento de los océanos, la protección de la biodiversidad y las normativas internacionales contra el tráfico de especies en peligro de extinción, como la caza furtiva de elefantes para la venta ilegal de marfil.

Entre otros temas que se han debatido en las conferencias, están el reconocimiento a Bibhuti Lahkar por su labor de conservación en el santuario de Manas, patrimonio de la India, Bantu Lukambo y Josué Kambasu, pescadores del Lake Edward en Virunga National Park, reserva de la república del Congo, así como Yulia Naberezhnaya y Andrey Rudomakha por su labor en la parte occidental del Cáucaso, Rusia. Un aspecto destacado sobre el alcance de las áreas de conservación es que aproximadamente un 15% de la superficie terrestre y un 10% de los mares del planeta forman parte de zonas de conservación o reservas naturales, aunque sólo un 2% de la superficie oceánica tiene el trato de protección de la biodiversidad.

Hoy, el mundo se enfrenta a desafíos cruciales a nivel social y medioambiental, como el cambio climático, la seguridad alimentaria y el acceso al agua potable – declaró la directora general de IUCN, Inger Andersen. Las áreas protegidas desempeñan un papel determinante en la conservación de especies y ecosistemas que nos ayudan a afrontar estos desafíos. Asegurar que dichas áreas están cuidadosamente delimitadas y administradas efectivamente es crucial si queremos prosperar de forma sostenible en este planeta.

Según los estudios científicos de IUCN y del Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación de las Naciones Unidas, están registradas 202,467 áreas de conservación de la biodiversidad, que cubren 20 millones de kilómetros cuadrados o aproximadamente 14.7% de la superficie terrestre, sin contabilizar la Antártida. Lo cual no se encuentra tan lejos del 17% marcado como objetivo para el año 2020 en el Congreso Aichi Biodiversity Targets. Los países de Latinoamérica y del Caribe protegen su biodiversidad alcanzando áreas de 5 millones de kilómetros cuadrados, sin embargo la mitad de la extensión está en el territorio de Brasil. La parte del mundo con menos áreas de conservación está en Oriente Medio, con aproximadamente 119 mil kilómetros cuadrados.

Respecto al calentamiento de los océanos y el deshielo de los polos, el informe Explaining ocean warming: Causes, scale, effects and consequences, realizado por un equipo de 80 científicos de 12 países, incide en que las emisiones de gases contaminantes han alterado los ecosistemas de las zonas polares a las regiones tropicales, forzando el desplazamiento hasta 10 grados de latitud hacia los polos de grupos enteros de especies de plancton, medusas, tortugas y aves marinas para buscar aguas a una temperatura similar a sus hábitats anteriores, provocando la pérdida de zonas de reproducción para las tortugas y aves marinas, y como consecuencia de efecto dominó en la cadena alimentaria, alterando las expectativas de éxito reproductivo de mamíferos marinos.

Congreso Mundial por la Naturaleza 2016 en Honolulú, Hawái

En el este de África y el Océano Índico occidental, el calentamiento oceánico ha reducido la población de algunas especies de peces al destruir gradualmente los arrecifes de coral donde se alimentan, añadido a las pérdidas causadas por la pesca intensiva y las técnicas de pesca como las redes de enmalle. En el sudeste de Asia, se prevé que las capturas caigan entre un 10% y un 30% para el año 2050 con respecto a las estadísticas pesqueras de 1970 a 2000, ya que la distribución de las especies de peces va cambiando, mientras se mantiene el status quo en las altas emisiones de gases de efecto invernadero.

«La mayor parte del calentamiento inducido por el hombre desde la década de 1970 ha sido absorbido por el océano, que actúa como un amortiguador contra el cambio climático, pero esto tiene un precio. Nos quedamos asombrados por la magnitud y el alcance de los efectos del calentamiento del océano en ecosistemas enteros«, declaró Dan Laffoley, vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN, y uno de los autores principales del informe sobre el calentamiento oceánico. Un dato demoledor del estudio es que si el calor generado por los gases emitidos por la actividad industrial no hubiese sido absorbido en los 2 km de profundidad oceánica entre los años 1955 y 2010 sino acumulado en los primeros 10 km de la capa atmosférica más próxima a la superficie terrestre, el calentamiento global del planeta Tierra habría alcanzado 36°C.

Congreso Mundial por la Naturaleza 2016 en Honolulú, Hawái

El informe destaca también evidencias de que el calentamiento oceánico está causando el aumento de enfermedades en las especies de plantas y animales marinos, y desarrollando patologías nocivas para la salud humana, patógenos que se propagan fácilmente en aguas más cálidas, incluyendo la bacteria del cólera y la proliferación de algas dañinas que causan enfermedades neurológicas como la ciguatera, intoxicación alimentaria por ingesta de peces semipelágicos (aguja, pez vela, barracuda, dorado, peto, coronado, cubera, mero) que habitan los arrecifes coralinos y es endémica en los trópicos, donde es mayor la fuerza de las olas al dañar los arrecifes en los que se encuentran macroalgas: los ciclones tropicales y maremotos preceden a los brotes de ciguatera. La ciguatera es frecuente en Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, la costa sur de los Estados Unidos y algunos países indo-pacíficos como Hawaii. La enfermedad es causada por ciertas toxinas (ciguatoxina-1, maitotoxina, escaritoxina, palitoxina, ácido okadaico) producidas por ciertos dinoflagelados que viven en detritus y en las macroalgas asociadas a sistemas de arrecifes.

El calentamiento de los océanos también está alterando el clima, con una serie de efectos en cadena como el aumento del número de huracanes peligrosos para las poblaciones costeras, que ha aumentado a un ritmo de alrededor de 25-30% por grado de calentamiento global, la subida de las precipitaciones en las latitudes medias y las zonas de monzón, y menos lluvias en varias regiones subtropicales. Estos cambios tendrán efectos perjudiciales sobre las cosechas en importantes regiones productoras de alimentos, tales como América del Norte y la India.

Congreso Mundial por la Naturaleza 2016 en Honolulú, Hawái
Ceremonia de bienvenida de la comunidad de nativos hawaianos E Alu Pū y la asociación Kua’ Āina Ulu ‘Auamo en Hale’iwa on O’ahu.

Durante el acto de recepción del congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) los representantes de diferentes comités participaron de una práctica ancestral de la acuicultura hawaiana (loko iʻa), formas de cultivo frente a la pesca en el habitat salvaje: los grupos fueron guiados en la fabricación de criaderos de peces en una zona donde se practica desde hace más de 600 años, los estanques son construidos mediante la disposición de rocas de lava en círculos (oko kuapa), apiladas tomando base en el agua a poca profundidad dejando pequeños agujeros para permitir que las crías puedan guarecerse si los depredadores acechan el muro acuático o las aves sobrevuelan la zona. Para completar la tarea, colocaron guirnaldas de algas alrededor del criadero de peces, como pasto para alimentar a los peces más jóvenes y guiarlos a sus nuevos hogares.

Los estanques de peces de la acuicultura hawaiana se encuentran junto a la desembocadura de un arroyo, por lo que mediante la apertura de una compuerta se proporciona a los peces una corriente de agua rica en nutrientes y minerales que han transitado el interior de la isla, con estratos dispuestos en terrazas. Varios estanques de peces han sido restaurados en los últimos años, notablemente en la isla Ke’ehi Laguna, Pearl Harbor, Kane’ohe Bay en Oahu, y a lo largo de casi toda la costa sur de Molokai. Kahouna, el mayor criadero de peces que se conserva presenta un muro marino semicircular de 370 metros, ha sido privatizado y la empresa Kahaluu Pond, Inc., alquila la propiedad para celebrar bodas según el rito hawaiano.

Tres estilos diferentes de estanques de peces están siendo reconstruidos en el parque histórico nacional Kaloko-Honokohau de Hawai. La organización no lucrativa ‘Ao’ao O Na Loko I’a O Maui está restaurando Kalepolepo Fishpond. En Kīhei los trabajos de restauración de las zonas de acuicultura los realizan grupos de voluntarios guiados por los nativos hawaianos y trabajadores cualificados.

Durante el congreso se aprobaron 85 medidas entre las organizaciones miembros de la UICN – utilizando por primera vez el sistema de voto electrónico, medidas que incluyen la prohibición de pesca con redes de enmalle que amenaza la vaquita marina, especie de marsopa a punto de extinguirse en el golfo de California, México, y las restricciones sobre el comercio de folidotos, conocidos como armadillos o pangolines, cazados ilegalmente en selvas de África subsahariana. Otros 14 temas de conservación de la naturaleza a nivel global fueron debatidos en el Congreso de la UICN, incluyendo la protección de especies en alta mar, mitigar los impactos de la producción de aceite de palma en la biodiversidad, la protección de los bosques y cierre de todos los mercados nacionales a las ventas de marfil.

En Tanzania y Mozambique se están desarrollando proyectos de inversión económica para desarrollo sostenible de la agricultura en las comunidades locales, agrupados en la denominación Growth Corridors in Africa (SUSTAIN-Africa). La expresión «growth corridor» o «economic corridor» fue acuñada en el año 1998 por el Banco Asiático de Desarrollo, para designar la inversión localizada en zonas geográficas en vías de desarrollo donde las poblaciones locales están ancladas en la pobreza y no tienen medios para generar actividad económica pese a disponer de valiosos recursos naturales, por lo que los proyectos suelen integrar infraestructuras, maquinaria industrial, mano de obra cualificada y procedimientos técnicos implantados desde otros países que invierten cuando hay seguridad jurídica y estabilidad política para establecerse, como ha ocurrido con la llegada de inversores de China en África.

Los proyectos emergentes que incluyen la sostenibilidad medioambiental tienen en cuenta la expansión de los monocultivos que reduce la cobertura de la fronda; el aumento de la demanda de regadío; el aumento de pastos para ganadería; derechos de propiedad sobre las tierras vulnerables por la debilidad de las normativas legales en las asignaciones hechas por los gobiernos a los inversores extranjeros a gran escala; y el aumento de la contaminación por el uso de agroquímicos resultante de la producción extensiva comercial a gran escala.

IUCN.org.
IUCN World Conservation Congress.
Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.
– Comité Español Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).