Así llegó Donald Trump a la Casa Blanca (I)

Presidente electo de los Estados Unidos de América tras las elecciones presidenciales del pasado 9 de noviembre de 2016, Donald Trump ocupará la Casa Blanca el próximo 20 de enero de 2017 como el 45º presidente, con una campaña marcada por la crispación entre una sociedad estadounidense dividida. La campaña presidencial de Donald Trump de 2016 empezó oficialmente el 16 de junio de 2015 en la Torre Trump de Nueva York, aunque ya había estrechado vínculos financiando a miembros del partido republicano desde el año 2012, además de ser sobradamente conocido como empresario inmobiliario, promotor de programas de televisión como The Apprentice o Miss Universo, autor de libros financieros y conferencias para emprendedores. Eligió como jefe de campaña a Corey Lewandowski, que copió el llamamiento a la mayoría silenciosa del pueblo estadounidense del discurso de Nixon de 1969, así como el slogan “Make America great again“, de la campaña del año 1980 del expresidente Reagan, inspirado en su visión del sueño americano.

Asesores de la campaña presidencial de Donald Trump

Corey Lewandowski, criado en Lowell, un condado en los suburbios de Boston, trabajó en Washington desde 1996 en la oficina en el Capitolio del diputado republicano de Massachusetts, Peter Torkildsen. Trabajó también para Robert Ney, senador republicano de Ohio, y entre los años 2000-2003 fue jefe de campaña del senador Bob Smith de Nueva Jersey, y su director de comunicaciones. Según la cadena National Public Radio, fue el asesor político de Trump en las primarias de New Hampshire, donde comenzó a difundir el mensaje de que sólo Trump era el candidato capaz de enfrentarse al establishment y cambiar la deriva de decadencia para volver a hacer grande otra vez a Estados Unidos.

Pese a que por su apellido tiene ascendencia polaca, confraternizó ideológicamente con la rama ultraconservadora del Partido Republicano, conocida como el Tea Party, en realidad un movimiento crítico con el sistema estatal que empezó a tener repercusión desde el año 2009 y cuyo objetivo es regresar a los orígenes del liberalismo económico y constitucional de los Estados Unidos, frente a las reformas sanitarias y tributarias de los demócratas, más próximas al socialismo de sanidad pública universal pagada por cotizaciones obligatorias a la seguridad social de las empresas para proteger a sus empleados e impuestos escalonados sobre la renta de las personas físicas y las sociedades empresariales y fondos de inversión.

Corey Lewandowski también se hizo conocido por movilizarse para boicotear visitas de Barack Obama a Boston, una actitud beligerante y explosiva que encontró un desfogue natural en su candidato. Además se asoció en la campaña electoral de Trump con un equipo de expertos como Michael Glassner, que fue consejero principal del influyente senador Bob Dole en los años 90, o Katrina Pierson, la vocera nacional que fue portavoz de los líderes del Tea Party en 2014, y que trabajó en campañas electorales desbancando oponentes demócratas o republicanos demasiado moderados.

Propiamente el académico alt-right Roberto Centeno González, doctor ingeniero de minas y catedrático en economía, no fue el mediático asesor de Donald Trump para captar el voto en aquellos Estados con elevado porcentaje de población latinoamericana, a pesar de que le reportó especial caché en los programas de televisión pseudoprogres en España presentados por abanderadas del capitalismo siliconado. Lo que recomendó Roberto Centeno González son algunas obviedades para la campaña a las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 y se basaba someramente en que Donald Trump debía dirigirse hablando en español a las comunidades de mayoría latinoamericana como en Miami, Florida, rodearse de líderes sociales, hombres de negocios y empresarios latinoamericanos en sus mítines así como evitar hacer referencias al muro fronterizo con México y a las políticas contra la inmigración ilegal, centrándose en los puestos de trabajo que ha generado con sus hoteles y resorts.

USA elections 2016 projections

Dado que Hillary Clinton era una reconocida política profesional que había resistido en su trayectoria dentro del partido demócrata para afianzarse en su carrera hacia la Casa Blanca después de las humillaciones públicas padecidas por los escándalos de su marido, después de perder las primarias como candidata frente a Barack Obama en el año 2008, respaldada por los demócratas en 2016 frente al candidato Bernie Sanders, todos los medios de comunicación mayoritarios daban por hecho que no perdería este último tren y ganaría las elecciones presidenciales, otorgando además un amplio margen de ventaja en las previsiones electorales e intención de voto entre la ciudadanía estadounidense.

Previsiones de voto en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016

Ningún medio de comunicación o cadena televisiva mayoritaria (Fox, CNN, NBC, NPR, Washington Post, Associated Press, etc.) ni previsión online de las elecciones presidenciales (Cook Political, PredictWise, Real Clear Politics, etc.) daba inicialmente a Donald Trump más de 216 representantes, cuando hacían falta 270 para ganar, mientras que daban como mínimo 272 a Hillary Clinton en un intervalo min-max de 272-323.

USA elections 2016 projections

Hacia la recta final de campaña electoral se sabía que la intención de voto estaba muy igualada entre ambos candidatos presidenciales, con Trump pisando los tacones de Clinton, reduciendo su ventaja inicial a entre 2-4 puntos, hasta que el día de las elecciones se confirmaron los augurios: todo el interior de Estados Unidos se tiñó de rojo, salvo los Estados de la costa oeste, los Estados de la zona Noreste, así como territorios asociados. Sin embargo, lo más relevante es que incluso los Estados de tradición demócrata en la región de los grandes lagos, el denominado blue wall, no lucieron de azul, negando su apoyo a Clinton y decantándose por Trump, pese a prever un empate técnico.

Resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016

La dura realidad en el resultado final de las elecciones presidenciales es que Hillary no supo administrar la ventaja que tenía de inicio, dejándose recortar terreno por Trump por días, pese al reñido resultado final en voto directo donde Hillary sacó más de un millón de votos más -62,391,335 votos (48%) para Clinton frente a 61,125,956 votos (47%) para Trump-, el candidato republicano se alzó con 306 representantes gracias a ponderar los votos electorales en Estados clave como el Rust Belt, la región de fábricas desindustrializadas y minería obsoleta denominada Cinturón del Óxido, arrebatando a los demócratas los Estados de Iowa, Wisconsin, Michigan, Ohio, Pennsylvania.

Al contrario que California que ha tenido gobernadores de ambos partidos, el Estado de Florida, cuya comunidad latinoamericana migrante proviene del exilio desde dictaduras autócratas como Cuba o Venezuela, no creyó la farsa de la momia. Donald Trump completó uno de los mayores sorpassos de la historia del sufragismo.

“Vamos a afrontar el problema de la regulación fiscal, uno de los aspectos que más empleos destruye en el mundo. La regulación excesiva en los tipos impositivos y cotizaciones sociales está costándole a nuestro país hasta dos billones de dólares al año (dos mil millones, 2×10⁹ USD), y eso lo vamos a terminar muy rápido”.

“Vamos a levantar las restricciones a la producción propia de energía. Esto va a producir más de veinte billones de dólares en creación de empleos y actividad económica en las próximas cuatro décadas. Mi oponente, por otro lado, quiere poner a nuestros grandes mineros y a nuestros grandes trabajadores siderúrgicos en el paro y en la quiebra. Eso nunca va a ocurrir con Donald J. Trump como presidente”.

“Con esta nueva política económica, billones y billones de dólares van a empezar a fluir hacia nuestro país. Esta nueva riqueza va a mejorar la calidad de vida de todos los norteamericanos. Vamos a construir las carreteras, autopistas, puentes, túneles, aeropuertos y trenes del mañana. Esto va a crear millones de empleos. Vamos a rescatar a los niños de escuelas que no funcionan para enviarlos a escuelas seguras que elegirán sus padres. Mi oponente, Hillary Clinton, antes protegería a los burócratas que salvaría a los niños norteamericanos. Eso es lo que ella está haciendo y ha hecho en su larga trayectoria de tropelías en política profesional en el partido demócrata”.

resultado elecciones presidenciales USA 2016

Resultados de las elecciones presidenciales USA 2016 por New York Times, a los 290 puntos de votos electorales falta sumar los 16 representantes del Estado de Michigan, que aparece como un empate técnico.

A vueltas con el sistema electoral de Estados Unidos en las elecciones presidenciales hay que recordar que tanto en el parlamentarismo como en el presidencialismo estadounidense, rara vez la legislación electoral demarca la circunscripción electoral como el país entero, aunque cada circunscripción electoral queda delimitada por cada Estado, a diferencia de otros países donde las circunscripciones electorales son departamentos, condados o provincias, cuanto más descentralizado al fragmentar las circunscripciones electorales en distritos, más riesgo de gerrymandering.

En USA cada Estado aporta votos o representantes electorales al candidato presidencial en función de su población: Texas 38, California 55, Nueva York, 29, Michigan 16. Texas siempre será republicano por la pujanza de la Asociación Nacional del Rifle, así como Estados que nunca votarían demócrata, aquellos Estados confederados como Alabama, Mississippi, Georgia, sureños esclavistas de larvado racismo hacia los afroamericanos, en su añoranza nostálgica de recuperar el latifundio del high cotton, rednecks como el granjero Cletus Spuckler. California, como la costa oeste, ha cambiado de gobernador republicano a volverse demócrata, mientras que Nueva York (29), Nueva Jersey (14), Connecticut y en general los Estados noreste de la Columbia británica serán siempre demócratas.

Sin embargo, la región de los Grandes Lagos desde Minnesota, Iowa, Wisconsin, Illinois, Indiana, Michigan y Ohio, merece una mención aparte, el denominado Rust Belt, Cinturón del Óxido de tradición demócrata hasta los desastrosos tratados de comercio internacional para deslocalizar la industria minera, siderúrgica y automovilística. Dado que en la carrera a la presidencia de Estados Unidos se produjeron diferencias de apenas unos miles de votos en Estados con población de entre 6 a 12 millones de habitantes, mientras Minnesota e Illinois se mantuvieron en el blue wall demócrata, Iowa, Wisconsin, Michigan y Ohio pasaron al lado rojo republicano, en caso de empate técnico o diferencias de miles de votos, la ley electoral debería reconsiderar si es justo que un candidato se lleve siempre la totalidad de los representantes electorales que concede cada Estado en vez de repartirlos ex aequo si los candidatos están al 50% con décimas de diferencia, que generalmente son la distancia que separa los suburbios más deprimidos que no votarán demócrata o se quedarán en casa sin salir al colegio electoral si su economía familiar está quebrada.

Los forofos partidarios de Trump celebraron la victoria como hooligans. Entre la muchedumbre de Angry White Men congregada en el cuartel general de Manhattan, destacaba Pax Dickinson, ataviado con una gorra roja con el slogan Make America Great Again, una barba canosa en un rictus demencial que le hacía parecer un insane homeless, un trastornado indigente, mendigo del metro de New York, haciendo la peineta con ambas manos a las cámaras como un desequilibrado furibundo. Su fotografía fue portada del diario español El Mundo que rezaba un adagio de John Fitzgerald Kennedy, irlandés católico, único presidente de Estados Unidos que no era de origen anglosajón protestante presbiteriano: Se puede ganar con la mitad pero no se puede gobernar con la otra mitad en contra. Al enterarse de que su imagen gamberra era portada en la prensa española conservadora, Pax Dickinson solicitó por Twitter que le enviaran una copia impresa para colocarla enmarcada en su oficina.

Pax Dickinson ha sido elevado a icono de los hinchas incondicionales de Donald Trump, reaccionarios ultraconservadores y azote de los demócratas progresistas, es además un tecnólogo fundador de We Search, un singular portal de internet donde se publican recompensas por obtener determinada información que suponga un escándalo político o material periodístico sensacionalista. La versión española de Pax Dickinson parece ser Alberto Noguera, a juzgar por sus moderados artículos ensalzando a Donald Trump como hombre de acción, sus discursos de campaña electoral hacia la presidencia de Estados Unidos, algunas de sus mejores realizaciones como orador están grabadas en el canal de Right Side Broadcasting Network, la victoria de Donald Trump como broche dorado a su trayectoria como empresario y celebridad, así como las reformas que conllevará su presidencia en los tratados de comercio internacional entre Estados Unidos y el mundo. Aquella frase que sintetizó las relaciones diplomáticas en el derecho internacional y capturó la esencia del nuevo orden mundial: un país se considera independiente cuando ya solamente depende de Estados Unidos.

Nadie lo ha podido parar: establishment sionista, medios apesebrados, cretinos progres de la cátedra, estrellitas mediáticas, escraches de todo tipo (hasta en la misma votación), Miss Piggy Alicia Machado, denuncias por hechos de hace veinte años y hasta la intervención del Papa. Tiene mucho que agradecerle a Rudolph Giuliani -azote del crimen y la vida libertina de Nueva York-, que le echó un capote en el ojo del huracán. Donald Trump se subió a su Pequod 757 y se puso a dar tres y cuatro mítines al día, y luego por la noche echaba tweets frenéticamente.

Si os mola más leer lo que dice hasta la prensa català podéis leer el lúcido pronóstico de Xavier Rius en If I were American I would vote for Trump, encabezado por la emblemática portada del periódico Chicago Daily Tribune que erróneamente pregonó la imaginaria victoria presidencial de Dewey contra Truman en las elecciones presidenciales estadounidenses, aquel 3 de noviembre de 1948, en plena postguerra de la World War II.

La señora Hillary Clinton utilizó estos episodios -empezando con la señorita Alicia Machado- sobre una capa de hielo fina y resbaladiza. ¿Nos hemos olvidado ya de lo que hizo Bill Clinton, su marido, en el despacho oval con un puro como instrumento fálico en la relación inapropiada que mantuvo con la becaria Monica Lewinsky en 1996? El mismo despacho oval de la Casa Blanca donde Eisenhower, Kennedy, Reagan tomaron algunas de las decisiones más importantes de la historia de Estados Unidos y el orden mundial.

No me importa si el señor Donald Trump es un playboy como Porfirio Rubirosa o no. Esa cuestión atañe a su vida conyugal. No obstante a los setenta años de edad parece complicado sin pastilla azul. Venga en serio, ¿cómo vamos a juzgar a una persona por un comentario suyo sacado de contexto en una conversación privada una década atrás, con una grabación del año 2005? Sus rivales políticos deben estar totalmente desesperados para excavar a tanta profundidad en el contenedor de basura para encontrar algo que reprochar.

¿Cuántos hombres y personalidades públicas han presumido alguna vez de sus conquistas amorosas o de haber tenido flirteo con alguna mujer? Tal como dice el adagio bíblico: “Aquel que esté libre de pecado, que lance la primera piedra”. ¿Necesitamos escudriñar toda la vida privada que tuvo en el pasado el próximo presidente del gobierno? ¿A quién le importa en términos de sus políticas para la economía y la seguridad nacional que se haya casado tres vece, Ivana Zelníčková (1977–1992), Marla Maples (1993–1999), Melanija Knavs (2005-2021), que tenga marginada a su hija Tiffany con su segunda esposa o que soltara la fanfarronada de que si su primogénita Ivanka no fuera hija suya, habría intentado salir con ella? Lo que debe hacer la prensa crítica que no sea lacaya y pesebrera es centrarse en las reformas políticas y las consecuencias que traigan las medidas tomadas por un gobernante en su legislatura, no su vida personal.

¿Recuerdan ustedes que François Mitterrand, presidente de la república de Francia, mantuvo una doble vida durante 30 años? Tuvo incluso una hija en una relación extramarital, aventuras amorosas que no fueron conocidas salvo a título póstumo, en el año 1995. En su funeral de Estado, la viuda y la amante coincidieron codo con codo. François Hollande, otro presidente de la república de Francia con vida amorosa tórrida, fue descubierto en sus escapadas de motorista para encontrarse en secreto con su amante Julie Gayet.

Desde predecesores como Valéry Giscard d’Estaing, presidente de la república de Francia entre 1974 y 1981, reputaciones legendarias de triángulos amorosos también atribuida a Jacques Chirac, presidente entre 1995 y 2007, ilocalizable en el palacio de los campos Elíseos cuando murió Lady Di. Hasta llegar a Émmanuel Macron, casado con Brigitte Marie-Claude Trogneux, la friolera de 24 años más mayor que él, alumno y profesora en el Lycée la Providence, colegio jesuita de Amiens, que abandonó a su anterior marido André-Louis Auzière y padre de sus hijos, con quien llevaba casada desde 1974. Todos ellos tuvieron “Le Diable au corps” como los personajes de las novelas de Raymond Radiguet.

Tal vez el señor Trump tenga bocachancla pero solamente se le juzga por sus fanfarronadas y verborrea incesante, por lo menos elige a sus mujeres más jóvenes y bellas que otros hombres de Estado en las demás potencias mundiales. Nada más que reprochar. En cambio, Hillary Clinton puede ser juzgada por sus actos. ¿Hemos olvidado qué pasó con los 30 000 emails que hizo desaparecer de servidores privados de la fundación Clinton con la financiación de dudosa procedencia? El FBI la exculpó, ¿pero quién nombra al director de la agencia federal de investigación?

¿Qué ocurrió en la fundación Clinton? Recibía ya donaciones millonarias cuando Hillary era secretaria de Estado. ¿Confía el pueblo estadounidense en una política de la vieja guardia como Hillary Cliton? Me recuerda a una histriónica intérprete, podría ser la tita en Modern Family o series de televisión familiares.

Me parece parejo a las críticas de quienes se rasgan las vestiduras en histriónico fingimiento sobre el muro fronterizo contra la inmigración ilegal desde México. ¿Qué es más real entre la ampliación de las barreras fronterizas donde llega el narcotráfico y la inmigración ilegal por desesperación económica o la valla de Melilla que ansían sobrepasar los migrantes africanos en el monte Gurugú? ¿Qué ocurre entre británicos y franceses en la bahía de Calais tras el Brexit, la puerta marítima de entrada al Reino Unido? Incluso el primer ministro de Grecia, el socialista Alexis Tsipras, ha deportado migrantes de los campos de refugiados. ¿Quién es más hipócrita? ¿Nuestra óptica para juzgar a Donald Trump no tiene la perspectiva viciada como la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio? La Unión Europea paga a Turquía para bloquear las fronteras en el flujo migratorio de los exiliados de la guerra de Siria hacia Europa. Italia y España financian a los países del Magreb para evitar que miles de africanos intenten cruzar el mar Mediterráneo, en vez de enviar la ayuda humanitaria a los países más pobres de África bajo el Sahel para hacer cooperación internacional.

Pax Dickinson

A excepción del programa de noticias y análisis sociológico de Jaime Bayly así como el respaldo de Bill O’Reilly en Fox News, que anticipó la victoria de Donald Trump con una gran remontada respecto a los pronósticos y encuestas manipuladas, presentadores y periodistas de referencia en la cadena National Broadcasting Company, New York Times, Washington Post, se desgañitaron advirtiendo del peligro que acechaba al mundo en caso de que Donald Trump llegara a la Casa Blanca. Aún teniendo a los medios de comunicación mainstream y sus sondeos manipulados en contra, Trump empleó su magnetismo personal y otros métodos de dudosa legitimidad para conseguir una publicidad favorable a su campaña, como ofrecer regalos a presentadores de cadenas de televisión, según afirma Megyn Kelly de la Fox en su recientemente publicado libro biográfico Settle for more, que fue invitada a pasar un fin de semana gratis en Mar-a-Lago, el complejo hotelero de lujo que tiene Trump en Florida.

“He totally underestimated the press reaction. First, the press thrives on confrontation. They also love stories about extremes, whether they’re great successes or terrible failures. This story had it all. Perhaps most important, many reporters tend to see themselves as consumer advocates. Almost nothing gets them as outraged as a boondoggle that victimizes average citizens. The city’s fiasco at the Wollman Rink was an absolute classic.”

Según un estudio difundido por The New York Times, elaborado por mediaQuant y SMG Delta, entre junio de 2015 a febrero de 2016, Trump obtuvo el equivalente a 1898 millones de dólares en atención mediática de parte de medios de televisión, impresos y redes sociales. Sumados, los 13 rivales republicanos de Trump recibieron un total de 1159 millones de dólares en cobertura mediática gratuita, más de 700 millones de dólares menos que Donald Trump en publicidad para su candidatura en los medios de comunicación y programas de noticias de Estados Unidos, que gastó “solamente” 10 millones en publicidad en televisión, lo que representa 0,5 % del valor económico total de la atención mediática que recibió como candidato presidencial.

“But I’m a businessman, and I learned a lesson from that experience: good publicity is preferable to bad, but from a bottom-line perspective, bad publicity is sometimes better than no publicity at all. Controversy, in short, sells.”

Donald J. Trump, Trump: The Art of the Deal

Todo ello a la luz del prometedor resultado obtenido en junio de 2016 para las primarias del partido republicano para decidir a su candidato a las elecciones presidenciales de Estados Unidos del año 2016.

Trump: 1536 delegados.
Cruz: 551 delegados.
Rubio: 167 delegados.
Kasich: 161 delegados.

Hillary Clinton obtuvo 746 millones de dólares en cobertura gratuita, mientras que Bernie Sanders recibió 321 millones de dólares. Tanto Clinton como Sanders habían gastado 28 millones de dólares en publicidad en las primarias del partido demócrata, aunque durante los meses de campaña presidencial desde marzo de 2016 a noviembre de 2016 Hillary tiró la casa por la ventana en anuncios de televisión para denostar a Trump como un modelo nocivo para niños y jóvenes.

USA elections 2016 paid versus free media

Por otro lado, no toda la atención mediática gratuita de los medios es positiva, incluso para Hillary Clinton las noticias sobre su investigación por el FBI en el caso de los emails confidenciales que hizo desaparecer -más de treinta mil correos sobre donaciones y financiación opaca de corporaciones y gobiernos- de su servidor en la fundación Clinton o el atentado en el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, la perjudicaron e hicieron impopular, pero respecto a Trump sí puede utilizarse el dicho “que hablen mal de mí pero que hablen”, porque casi todas las publicaciones eran para criticar la última de sus declaraciones polémicas o de sus chaladuras. La estrategia de Trump desde las primarias republicanas se resumió en hacer la declaración más extrema posible sobre un tema controvertido, generar histeria, crear debate en los mass media y obligar a sus adversarios a posicionarse. Luego rebajar el tono de su mensaje hasta formular propuestas más plausibles y menos radicales dejando en evidencia a los que previamente ha obligado a posicionarse.

“I worried about the growing opposition, but publicly my posture was to take the offensive and concede nothing to my critics. When a reporter later asked me why I got a forty-year tax abatement, I answered, “Because I didn’t ask for fifty.”

“My people keep telling me I shouldn’t write letters like this to critics. The way I see it, critics get to say what they want to about my work, so why shouldn’t I be able to say what I want to about theirs?”

“The other people I don’t take too seriously are the critics—except when they stand in the way of my projects. In my opinion, they mostly write to impress each other, and they’re just as swayed by fashions as anyone else. One week it’s spare glass towers they are praising to the skies. The next week, they’ve rediscovered old, and they’re celebrating detail and ornamentation.”

Donald J. Trump, Trump: The Art of the Deal

Donald Trump contra todo y contra todos, llegando a chantajear a su propio partido con que iría en candidatura independiente si no lo elegían como el candidato republicano a la presidencia, a sabiendas de que era la única posibilidad de Grand Old Party. Pese a gastar mucho menos que sus rivales en publicidad en televisión, la estrategia mediática de Trump estuvo financiada por el portal de ultraderecha Breitbart News, dirigido por el asesor de comunicación Stephen Bannon, quien durante la legislatura que comenzará en enero de 2017, será el azote de los medios de comunicación que durante toda la campaña estuvieron en contra de Trump, manipularon las encuestas y sondeos de intención de voto, cambiando el mainstream progresista por una línea editorial ultraconservadora y reaccionaria.

“The final key to the way I promote is bravado. I play to people’s fantasies. People may not always think big themselves. but they can get very excited by those who do. That is why a little hyperbole never hurts. People want to believe that something is the biggest, the greatest and the most spectacular.”

“One thing I’ve learned about the press is that they’re always hungry for a good story, and the more sensational the better. It’s in the nature of the job, and I understand that. The point is that if you are a little different, or a little outrageous, or if you do things that are bold or controversial, the press is going to write about you.”

Donald J. Trump, Trump: The Art of the Deal

Carismático sociópata experto en saltarse obstáculos sin mostrarse nunca acomplejado, Donald Trump no salió perjudicado por sus polémicas declaraciones y su retórica incendiaria. Ni su posición antisistema, ni su deseo de controlar los tres poderes (ejecutivo, legislativo, judicial) como el atávico Leviatán, con la justificación de recuperar la ley y el orden como si Estados Unidos estuviera en conmoción nacional a pesar de respaldar las consignas de la Asociación Nacional del Rifle, ni las reformas proteccionistas para sectores desindustrializados en Estados Unidos como el Cinturón del Óxido, contrarias a los tratados de libre mercado, ni su xenofobia, intolerancia religiosa, ni tampoco sus comentarios misóginos y un sinfín de chaladuras detuvieron su continuo ascenso en la intención de voto de los ciudadanos, no sólo entre la clase media descontenta de los Estados del interior.

“Mi oponente -Hillary Clinton- y el partido demócrata quiere esencialmente abolir la Segunda Enmienda de la Constitución. Yo, por otra parte, he recibido pronto el decidido apoyo de la Asociación Nacional del Rifle y voy a proteger el derecho de todos los norteamericanos a mantener a sus familias seguras”.

Ni su victoria fue influenciada por el terror de los ciudadanos ante el riesgo de nuevos atentados terroristas, como utilizó George W. Bush, adoptando otra variante del discurso del miedo. En su discurso como candidato a la presidencia de Estados Unidos, en la convención del partido republicano de julio de 2016, Donald Trump dejó algunas estadísticas demoledoras que conforman la herencia recibida de los demócratas sobre las desigualdades sociales, el desempleo, los umbrales de pobreza, la inmigración ilegal, la criminalidad y tasas de homicidios en Estados Unidos durante la legislatura de Barack Obama:

“Los homicidios aumentaron el año pasado un 17% en las 50 ciudades más pobladas de Estados Unidos”.

“En la capital de nuestra nación, Washington, los asesinatos han aumentado un 50%. Casi un 60% en los suburbios de Baltimore. En Chicago, ciudad donde Barack Obama fue profesor universitario en la facultad de Derecho desde 1992 hasta 2004, más de dos mil personas han sido víctimas de tiroteos en el año 2016, y casi cuatro mil han sido asesinadas en el área metropolitana de Chicago desde que él asumió su cargo en el año 2008”.

“Más de 180 000 inmigrantes ilegales con antecedentes penales, con orden judicial de expulsión, están esta noche deambulando para amenazar a los ciudadanos pacíficos”.

“El número de familias inmigrantes que han pasado ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos en lo que llevamos de año -hasta julio de 2016- ya supera el total del año 2015”.

“Casi cuatro de cada diez niños afroamericanos están viviendo en la pobreza”.

“El 58% de los jóvenes afroamericanos está actualmente desempleado”.

“Hay dos millones más de hispanos en la pobreza hoy que cuando el presidente Obama asumió su cargo hace menos de ocho años”.

“Otros 14 millones de personas han salido completamente de la población activa”.

“Las familias norteamericanas han reducido sus ingresos en 4000 dólares anuales desde el año 2000”.

“El déficit comercial de Estados Unidos (balance of trade, balanza de pagos entre importaciones y exportaciones del país) es de 800 000 millones de dólares en el último año”.

“Obama ha prácticamente duplicado la deuda pública, hasta superar 19 miles de millones de dólares”.

“43 millones de norteamericanos reciben cupones de comida en las colas del hambre de la beneficencia (welfare)”.

Salvando las distancias de perfiles antagonistas, pues George Bush Junior era hijo de expresidente, hermano de gobernadores, republicano desde la cuna. Donald Trump estaba dispuesto a una candidatura por libre, sin haber sido ni siquiera alcalde en ninguna ciudad, sin más experiencia que su chaqueterismo y tanteo de presentarse a unas elecciones presidenciales al final de su vida profesional para culminar su exitosa trayectoria de empresario y showman televisivo.

Donald Trump Fox News

Extraído de su conferencia de prensa tras las primarias o caucuses de Louisiana y Kentucky, el pasado 5 de marzo de 2016, Donald Trump hacía referencia al propósito de su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, en el Trump International Golf Club de West Palm Beach, Florida.

El establishment, término referido al conjunto de las clases dirigentes, los poderes fácticos de la plutocracia de billonarios con carteras de inversiones de metaeconomía en banca patrimonial, empresas participadas que cotizan en bolsa en sectores como energía, telecomunicaciones, inmobiliaria, etc. que establecen redes clientelistas para controlar las designaciones arbitrarias de contratos de obras concedidos por los políticos gobernantes sin las normas legales de los concursos públicos, está muy descontento por la perspectiva de que una de las mayores fortunas del planeta se convierta en presidente de Estados Unidos.

A cambio de la sumisión de los políticos como marionetas, las grandes corporaciones y bancos evitan el viejo mecanismo obsoleto de repartir sobornos monetarios o comisiones ilegales para financiar partidos políticos mediante donativos, sino que ofrecen las denominadas puertas giratorias: las cantidades prometidas por las designaciones de contratos que no pasan por concursos públicos donde las empresas presenten proyecto y presupuesto, serán devengadas o el favor será devuelto cuando el político gobernante se pase a una de las empresas colaboradoras del partido político como asesor externo del consejo de administración. Inmoral prima facie y no obstante un modelo de corrupción normalizado por el positivismo jurídico en las instituciones del Estado.

Una red clientelista de protección financiera y seguridad en una sociedad de vigilancia y control, a cambio de sumisión y buenos servicios, donde la cadena de favores es una deuda contraída que debe ser pagada: bancos y corporaciones financian campañas de políticos que son candidatos con verdaderas posibilidades de gobernar, los políticos que ganan las elecciones devuelven el apoyo financiero con designaciones arbitrarias de contratos y exenciones fiscales a los empresarios y grandes fortunas, los políticos que dejan temporalmente la política profesional como servidores públicos y son nombrados asesores externos de consejos de administración de las empresas beneficiarias, vuelven a las listas de candidatos de su partido político para recuperar su cargo público en algún órgano de gobierno o desempeñarse en otros ministerios.

Es una puerta giratoria de la recepción de un edificio, como los hoteles y resorts de Trump, como metáfora de la vida pública y la vida privada, porque permite a altos funcionarios de los tres poderes salir hacia la empresa privada para ganar más dinero desde la política profesional y retornar nuevamente a las instituciones del Estado que pagan los ciudadanos al contribuir con los impuestos tributados. Sin embargo, al entrar y salir por la puerta giratoria, los altos funcionarios y burócratas del Estado tienen su criterio experto muy viciado por la codicia y están demasiado untados como para volver a servir a los ciudadanos por el bien común y el interés general del pueblo.

Esto puedo entenderlo porque yo (Donald Trump) era parte del establishment, ¿sabéis? Hace siete meses, antes de que decidiese presentarme a las elecciones presidenciales, yo era parte del establishment (Donald Trump financió con donativos las campañas de políticos afines desde su corporación antes de tantear sus aspiraciones en política profesional). Pero ahora no soy parte del establishment. Cuando les anuncié que me presentaba ellos dijeron “¿qué está haciendo? ¿Por qué se está presentando? Él no tendría en principio que presentarse: queremos gente que podamos controlar, queremos gente a la que podamos dar dinero, de forma que si queremos algo para las farmacéuticas, o para las eléctricas, o servicios públicos, o industria, combustibles, o para petróleo y gas podamos tener control total sobre un senador o un congresista”. Entonces, yo estoy autofinanciado, no estoy aceptando su dinero, no tienen control sobre mí, voy a hacer lo que sea bueno para la gente de los Estados Unidos y eso es muy simple, por eso no están contentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://ideasgeek.net/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.