NASA Orbital Debris: residuos orbitando sobre la Tierra

NASA Orbital Debris Program Office es un departamento de la agencia espacial estadounidense que desarrolla aparatos para controlar los residuos que se acumulan alrededor de la órbita del planeta debido a la destrucción de satélites, por explosión o colisión, y restos de los cohetes o partes de astronaves no operativas enviados al espacio exterior. Esto es, son componentes cheiropoietes, hechos por la mano del hombre, no se cuentan cuerpos celestes, meteoritos, asteroides o grandes rocas atravesando el universo. Con respecto a la primera causa, un evento utilizado como ejemplo fue la colisión entre los satélites Cosmos 2251 e Iridium 33, por irónico que resulte, Cosmos 2251 era un satélite ruso de 950kg, abandonado desde 1995, e Iridium 33 un satélite estadounidense operativo de 560 kg, ambos quedaron destruidos cuando chocaron el 10 de febrero del 2009 a una velocidad de 42,120 km/h, en una altitud de 789 km. Por lo que se evalúa el riesgo de choque entre satélites y la acumulación de residuos a poca distancia en la órbita terrestre, susceptibles de caer a la atmósfera, frente a los que están a más distancia y que podrían seguir pululando mucho tiempo.

NASA Orbital Debris

Las partes críticas de los satélites, sondas o cualquier estación espacial están siempre protegidas por materiales de protección como los escudos whipple, mientras otras zonas están expuestas, como los paneles solares en las estaciones espaciales, pues tienen que recibir directamente la luz del Sol, y pueden recibir algún impacto que rompa ciertas celdas. En el año 2007, la sonda Endeavour STS-118 tuvo un agujero en su radiador, con un diámetro de entre un cuarto y la mitad de una pulgada.

Endeavour STS-118 impact

Se calcula que hay más de 21.000 componentes residuales de más de 10 cm flotando en la órbita terrestre, los más problemáticos, 500.000 con un diámetro de entre 1 y 10 cm y más de 100 millones de partículas de menos de 1 centímetro de diámetro, polvo interestelar. Los radares de U.S. Space Surveillance Network detectan incluso objetos de sólo 3 milímetros. Dado que se desplazan a velocidades de entre 7-10 km/s, dependiendo de su masa que de media está por encima de 1 kg y algunos pocos residuos pueden alcanzar hasta 100 kg, una colisión conllevaba bastante energía. (E=m.c^2)

Desde la NASA se han propuesto diferentes métodos para controlar los residuos espaciales que se van acumulando desde los inicios de la carrera espacial e ir eliminando el exceso de materiales que tienen un tamaño a partir de unos 10 cm, mediante lasers, fricción, electro-dinámica, remolcadores. Concretamente un experimento de remediación propone que una pequeña astronave auxiliar haga de operario aeroespacial y vaya recolocando los satélites en riesgo de colisión a partir de las coordenadas y trayectorias controladas desde los radares en las estaciones en Tierra y también utilice una red para recoger los residuos flotantes. La antena del radar Goldstone situada en Barstow, CA, es capaz de detectar residuos de un tamaño de tan sólo 2 mm a altitudes bajo 1,000 km.

Satélite recogedor de residuos espaciales

Satélite recogedor de residuos espaciales

En un artículo de este mes publicado en el diario británico Independent se hablaba de cómo en Suiza se desarrolla un satélite que recoja los residuos como si utilizara una red que capture los escombros espaciales, aunque el robot-satélite podría llevar también unas tenazas similares a una excavadora, en realidad las pruebas son con unos cubos con una medida de 10cm por lado, que habían sido lanzados por la escuela politécnica federal de Lausana (EPFL) entre los años 2009-2010.

Lo que en cambio se denomina reentrada es la caída a la atmósfera de manera controlada tras un lanzamiento, en zonas inhabitadas o al océano, de los tanques propulsores de los cohetes que impulsan las aeronaves al espacio exterior, recuperando en Tierra estas partes. Utilizando más propulsor se puede controlar el ángulo de trayectoria de vuelo de manera más pronunciada, la parte no operativa regresa a la atmósfera en una latitud y longitud más precisas de determinar, el lugar donde caerán los escombros puede ser localizado entonces en zonas sin población o al océano. De manera no controlada, los restos que flotan en la órbita a menos de 600 km caerían por la atmósfera -pulverizándose mayormente por fricción- aunque con riesgo de impactar causando daños al llegar a la superficie del planeta. Las mayores concentraciones están entre 750-800 km de distancia y otro grupo de residuos se sitúa a unos 2000 km de distancia en la órbita. Por debajo de 600 km caen en unos años, lo que se denomina Low Earth Orbit, a 800 km se calcula en décadas, zona denominada Medium Earth Orbit, y por encima de 1000 km puede pasar más de un siglo hasta que se desplomen a la atmósfera, por otra parte las colisiones no son tan frecuentes, el riesgo es bajo y se estima en probabilidades, aunque ocurre alguna cada año.

Además de la NASA o la agencia espacial europea, países como Francia, Japón, China o Rusia siguen protocolos para minimizar los residuos espaciales que se van acumulando en la órbita de la Tierra. Un ejemplo es la misión E.Deorbit, de la agencia espacial europea, pero que no está previsto que funcione hasta 2021.

Wikimanía México 2015

La reunión anual de Wikimanía, relativa a los proyectos englobados dentro de Wikipedia, tendrá lugar en México durante los próximos días 15 a 19 de julio de 2015, especialmente enfocada al conocimiento acumulado en la enciclopedia libre por la sociedad latinoamericana. Toda la información sobre las conferencias y la programación del evento está en la página habilitada Wikimanía 2015, la recepción será en el hotel hilton de Ciudad de México y habrá ponentes de más de 40 países, entre ellos figuras destacadas como altos cargos de la Wiki: Lila Tretikov, directora ejecutiva de Wikimedia Foundation, y el propio Jimmy Wales, co-fundador de Wikipedia. Miguel Torruco Marqués, jefe de turismo de Ciudad de México, Renata Ávila, jurista de derechos humanos y notario público de Guatemala, Paz Peña, periodista y activista de derechos digitales, Katitza Rodríguez de Electronic Frontier Foundation, Néstor García Canclini, académico y antropólogo, Carlos Alberto Scolari, investigador de medios digitales, Imanol Ordorika Sacristán, Toda la UNAM en línea, César Rendueles, sociólogo español, Agustín Peña, de la radio Ibero 90.9, entre otras presentaciones.

Wikimanía México 2015

En el programa de Wikimanía México 2015 se pueden leer títulos de algunas de las charlas de debate sobre temas de tecnología y derechos digitales, libertad de expresión, acceso a información frente a privacidad y derecho a la intimidad de los ciudadanos. Por ejemplo: La oferta turística de la #CDMX y las nuevas tecnologías, Miguel Torruco Marqués, Civil Liberties and how to defend those in the 21st Century: A global overview, Renata Ávila, Hackear el Universalismo Digital: La Vanguardia Tecnologica y Inter-tecnologidad en las Americas Globales, Anita Chan; «Wikipedia y la construcción colectiva del conocimiento. Más allá del fetichismo tecnológico», César Rendueles.

También otros títulos revisionistas: El movimiento Wikimedia en Latinoamérica. Estado de la Wiki, The gender gap in Wikipedia: What are we doing in Mexico?, tema que ha sido debatido desde hace más de tres años ya que sólo un 10% de mujeres son editoras de la Wikipedia, manifestando la brecha de género en la comunidad que gestiona la enciclopedia libre online.

Recordatorio de privacidad de Google

Recientemente se muestra un aviso al usar determinados servicios de Google, incluyendo el propio buscador, donde se nos insta a revisar las formas en que Google recopila información, qué se hace con los datos y cómo cada usuario puede desde su cuenta configurar su privacidad, en cumplimiento con las leyes de protección de datos, cada vez más exigentes con los sitios de internet con respecto a las políticas de privacidad en el uso de analíticas de datos o uso de cookies. Existe una página del soporte de Google donde está explicado, además de que con cualquier servicio de Google, al estar todo centralizado en la misma cuenta, podremos administrar que datos permitimos que sean analizados, dentro de la actividad de navegación o el uso de los servicios como Gmail, Maps, Youtube, etc.

recordatorio de privacidad de Google

recordatorio de privacidad de Google

Tras iniciar sesión en la cuenta Google es conveniente dedicar unos minutos para revisar qué pestañas y contenidos se muestran a visitantes en los perfiles de la red Google+, Youtube, qué recopilación de información aceptamos que haga Google sobre nuestro historial de navegación, uso de servicios y aplicaciones, así como la ubicación o geolocalización. Se pueden descargar los datos propios de la cuenta, desactivar servicios e incluso eliminar la cuenta por completo. De todos modos, lo más razonable es protegerse más con respecto a internautas maliciosos que miran o «stalkean» información de perfiles, más que opciones que memorizan búsquedas o usos pasados que hemos hecho en nuestra actividad y que en general los sitios web y las aplicaciones utilizan para dar una experiencia personalizada al usuario y mejorar sus servicios.

También combinamos datos entre nuestros servicios y todos tus dispositivos para estas finalidades. Por ejemplo, utilizamos datos extraídos de billones de consultas de búsqueda para crear modelos de corrección ortográfica que utilizamos en todos nuestros servicios, y combinamos datos para avisarte a ti y a otros usuarios de posibles riesgos de seguridad.

La mayor diferencia frente a las precauciones de las redes sociales o los servicios online, es que Google trata cantidades muy superiores de información desde el buscador a todos los servicios y además adapta los anuncios publicitarios a la navegación del usuario, pero no es tan complicado revisar todo desde la cuenta.

Libertad de panorama en el parlamento europeo 6-9 julio 2015

Desde la pasada semana se han lanzado avisos sobre que la libertad de panorama, es decir, el derecho de los ciudadanos a tomar y utilizar fotografías o grabaciones de arquitectura moderna, edificios históricos, monumentos o arte en espacios públicos, podría estar en riesgo por una revisión legislativa en el parlamento europeo, durante el pleno del día 6 al 9 de julio, siendo este último día revisada la normativa de copyright sobre este aspecto. La libertad de panorama es una excepción en los derechos de autor que permite tomar y utilizar fotografías de arquitectura y arte en espacios públicos, sin vulnerar la propiedad intelectual y otros derechos de los arquitectos y artistas.

Libertad de panorama en el parlamento europeo

En Wikipedia figuraba una llamada de atención sobre la libertad de panorama en Europa en 2015, advirtiendo de que estarían en riesgo las imágenes de construcciones en lugares públicos acumuladas durante más de catorce años por los voluntarios de Wikipedia que ilustran millones de artículos y que de votarse en contra de una permisión generalizada, no restrictiva a uso no comercial, todo este trabajo se perdería o bien estarían obligados como cualquier usuario a solicitar permisos por cada una de las imágenes a autores o representantes, cuyas creaciones tengan derechos de autor en vigor e incluso abonar un pago. Aparecen algunos ejemplos como London Eye en Londres, Reino Unido, 2000 Julia Barfield, David Marks, Palacio Nacional de la Cultura en Sofía, Bulgaria, 1981 Alexander Georgiev Barov, Viaducto de Millau en el sur de Francia, Ciudad de la Cultura de Galicia en Santiago de Compostela, España, 2011 Peter Eisenman, pero hay miles de fotografías de construcciones arquitectónicas, monumentos, esculturas, etc.

Hay una explicación más detallada en Wikimedia y también se habilitó una página para que se emitieran comunicados a los eurodiputados, además de una petición en Change.org que ya supera el medio millón de firmantes. El 16 de junio de 2015 los miembros del comité de asuntos jurídicos (JURI) votaron la enmienda 421, que restringe la Libertad de Panorama únicamente a uso no comercial. En la sesión plenaria del 9 de julio se revisará esta enmienda 421. Todo viene por una reforma sobre copyright preparada por Julia Reda, eurodiputada del Partido Pirata Europeo, cuya redacción se puede encontrar en Implementation of Directive 2001/29/EC on the harmonisation of certain aspects of copyright and related rights in the information society.

Actualmente los siguientes países de la Unión Europea tienen libertad de panorama:

Austria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca*, Finlandia*, Alemania, Hungría, Irlanda, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Eslovaquia, España, Suecia y el Reino Unido. (* = sólo para edificios, no para obras de arte)

Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía y Eslovenia, solo tienen libertad de panorama para uso no comercial.

Bélgica, Francia, Grecia, Italia y Luxemburgo no consideran la libertad de panorama como excepción en los derechos de autor para ningún uso.

Este último caso más restrictivo es bastante absurdo, porque salvo en medios institucionales, se estarían prohibiendo cualquier uso de contenidos relacionados con el turismo, la cultura y la historia de estos países, no se permitiría a una web de turismo o de historia emplear fotografías de arquitectura o monumentos para ilustrar artículos.

Los conceptos de uso comercial y no comercial no están legalmente definidos con claridad y muchas veces es imposible realizar tal distinción en Internet. El movimiento Wikimedia aboga por la libertad de sus colaboradores y quiere asegurarse de que sus materiales educativos se puedan diseminar tan amplia y eficientemente como sea posible. Por lo tanto, el contenido de los proyectos Wikimedia (entre ellos el de Wikipedia) se licencia siempre para usos comerciales.

Aunque los artículos de Wikipedia no incluyen ningún tipo de publicidad o medios de lucro y siguen manteniéndose por las donaciones, bastaría con que un internauta tomara fotografías y las utilizara en alguna red social y esos contenidos pasarían a estar considerados con uso comercial.

Libertad de panorama en el parlamento europeo

Como era obvio, la votación ha rechazado la enmienda que generalizaría el uso restrictivo en toda la Unión Europea, dejando el debate casi como al inicio de todo el revuelo organizado en internet durante los últimos días sobre este tema, un poco exagerado. Así, en la nota de prensa puede leerse:

El Parlamento ha atendido a las inquietudes de los europeos y por eso ha rechazado la posibilidad de limitar el derecho a tomar fotografías en el espacio público. Esta decisión es una muestra del claro mensaje que quiere enviar este informe: la propuesta legislativa del comisario Oettinger debe reflejar el papel clave que juegan las excepciones, dando margen a los autores para crear, seguridad a los usuarios y acceso a todos a la cultura y el conocimiento», señaló Julia Reda, la ponente del texto tras el voto.

La resolución no legislativa, que evalúa la aplicación de los aspectos clave de la normativa europea sobre derechos de autor, ante los planes de la Comisión Europea de modernizarla, fue respaldada por 445 eurodiputados, 65 la rechazaron y 32 se abstuvieron.

En relación con el derecho a crear y publicar imágenes y fotografías de edificios públicos y obras de arte, el pleno se inclinó por mantener la situación actual, suprimiendo la disposición incluida en el borrador de resolución por la que el uso comercial de esas imágenes debía contar con autorización de los titulares de los derechos de autor. Con la legislación actual, los Estados miembros tienen la opción de incluir la denominada «libertad de panorama» en su normativa.

Es curioso sin embargo que apenas se haya hablado sobre otros temas de debate incluidos en la agenda plenaria de estos días en el parlamento europeo, bastante más relevantes, como la conmemoración del genocidio de Srebrenica de 1995 sobre musulmanes bosnios y croatas católicos, los máximos de contaminación radioactiva tras un accidente nuclear, la movilización de fondos solidarios a algunos países y en general, el clima que se vive por la recesión económica y la violencia social en Grecia.

Doodle de Eiji Tsuburaya

El pasado día 7 de julio de 2015 pudimos encontrar encabezando el buscador de Google una de las ilustraciones denominadas doodles, en este caso una imagen animada creada por Jennifer Hom, donde los internautas podían ver sets de rodaje con figuras de robots, naves y monstruos, dedicada al 117 aniversario del nacimiento del director de cine japonés y especialista en efectos especiales Eiji Tsuburaya (Sugasawa, 7 de julio de 1901 – Itō, 25 de enero de 1970). Jennifer Hom visitó el estudio de Tsuburaya Productions y subraya la influencia del director japonés en películas de Guillermo del Toro como Pacific Rim, la serie Evangelion, e incluso Power Rangers. En la página de este doodle se puede ver todo el proceso de dibujo para la efeméride.

Doodle de Eiji Tsuburaya

Doodle de Eiji Tsuburaya

Durante la Segunda guerra sino-japonesa y la Segunda Guerra Mundial (7 de julio de 1937 al 9 de septiembre de 1945) dirigió películas de propaganda nacionalista y fue el encargado de los efectos especiales para la oficina propagandística, que había sido creada por el Gobierno imperial japonés, en filmes de estética de Estado, similares a la estetización de la política que impusieron los regímenes totalitarios en Europa, como The Imperial Way of Japan, Naval Bomber Squadron y The War at Sea from Hawaii to Malaya. Según se cuenta en una biografía, Eiji Tsuburaya: Master of Monsters: Defending the Earth with Ultraman and Godzilla, realizó un metraje de ficción del ataque de la aviación japonesa a Pearl Harbor de manera tan convincente que fue utilizado posteriormente por los estadounidenses. La unidad del general MacArthur pasó supuestamente el metraje al director Frank Capra, durante su etapa como documentalista de guerra entre 1942-1948, para su uso en la propaganda patriótica americana, en películas hechizantes como Know Your Enemy Japan (1945) y que influenciaron el paradigma de Tora! Tora! Tora! (1970).

En el periodo de ocupación norteamericana de Japón, Tsuburaya tuvo pocas oportunidades laborales por su vinculación con la propaganda del anterior régimen, por lo que las sospechas de espionaje le hicieron mantener un perfil bajo. Trabajó en Toho Studio llegando a participar en 250 películas, como jefe del departamento de efectos especiales y fundó su empresa, Tsuburaya Visual Effects, en 1963. Conjuntamente con el director Ishiro Honda y el productor Tomouki Tanaka, crearon el monstruo de Godzilla en 1954. Tras la década de 1950 desarrolla su producción artística en el género tokosatsu. Entre sus trabajos como técnico de efectos especiales destacan Godzilla vs. the Sea Monster (1966), King Kong Escapes (1967), Son of Godzilla (1967). Como productor participó en películas de robots del género Mecha, como Ultra Q (1965), Ultraman (1966), Ultra Seven (1967). Tsuburaya reconoció que cuando trabajaba en Nikkatsu Studios, se proyectó la película King Kong en Kyoto y que le sirvió de acicate para inspirarse en las películas de monstruos, además de la experiencia de la segunda guerra mundial, por el impacto de las bombas de hidrógeno empleadas por los Estados Unidos.

Eiji Tsuburuya fue pionero en el uso de la técnica suitmation/Sūtsumēshon, empleada en las películas japonesas del género tokosatsu para representar un monstruo gigante, daikaiju, en realidad un disfraz empleado por un actor sobre un decorado en miniatura, diferenciándose de la técnica de stop-motion y maquetas, denominada dynamation, de Ray Harryhausen, quien fuera asistente de Frank Capra en la unidad de entretenimiento Special Services del ejército de Estados Unidos, creada el 22 de julio de 1940 e integrada durante la Segunda Guerra Mundial, otro genio creador de monstruos en películas de aventuras y ciencia ficción como El gran gorila (1949), Simbad y la princesa (1958), Jasón y los argonautas (1963), Furia de titanes (1981). Al crear monstruos con la técnica suitmation los actores estaban metidos en un traje de unos 100 kilos de peso, mientras les entraba polvo y humo de queroseno por los destrozos en el escenario que representaba Tokio en miniatura.

Godzilla 1955

suitmation
Haruo Nakajima metido en las patas del monstruo ShodaiGoji.

El actor Haruo Nakajima manifestó que había perdido casi una decena de kilos durante los rodajes debido a que estar dentro del traje era físicamente extenuante. La técnica de suitmation se sigue empleando en series de televisión, con mucho más detalle en los diseños y maquetaciones, además de otros tejidos posteriores al látex.