La sonda Juno envía su primera imagen de Júpiter

Publicado por Ignacio con fecha Julio - 18 - 2016 Comentar

La NASA publicó el pasado 12 de julio la primera imagen recibida desde la sonda Juno después de estabilizarse gravitacionalmente sin daños en la órbita del planeta Júpiter, desde el pasado 4 de julio. La cámara abordo de la sonda se encendió seis días después de su entrada en órbita y obtuvo una imagen de la parte de Júpiter iluminada por el Sol así como de sus lunas Io, Europa y Ganímedes desde una distancia de 4,3 millones de kilómetros.

– Esta primera imagen de JunoCam nos muestra que la sonda ha sobrevivido sin daños a su primer recorrido a través de la extrema radiación que rodea Júpiter y está lista para explorar el planeta– declaró Scott Bolton, investigador de la misión que trabajó en Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California, en una nota de prensa difundida por la agencia aeroespacial estadounidense.

NASA Juno primera imagen Júpiter

La imagen fue tomada durante la primera órbita de Juno en torno a Júpiter, cuyo recorrido alrededor del planeta más grande de todo el sistema solar durará 53 días y 12 horas. En las próximas semanas el objetivo es conseguir imágenes de los dos polos del planeta. La cámara de la sonda enviará sus primeras fotos en alta resolución el 27 de agosto, de acuerdo con Cany Hansen, investigadora del Planetary Science Institute, en Tucson, Arizona. Está previsto que la misión Juno complete hasta 37 órbitas en torno a Júpiter. Juno ha logrado ser la nave espacial que más se acerca a Júpiter, hasta unos 4.100 kilómetros de su atmósfera, evitando quedar destruida de aproximarse en exceso a las fuertes radiaciones de los cinturones de nubes. Los hitos astrofísicos que se consigan respecto a la composición físico-química del planeta ayudarán a ampliar el conocimiento respecto a la formación del sistema solar.

En los precedentes de la historia de la ciencia relativos a la misión Juno, destaca una nota de prensa que la NASA publicó en el año 2001 sobre las radiaciones de los cinturones de Júpiter que habían sorprendido las previsiones científicas durante las misiones realizadas con otras sondas como Galileo o Cassini. Las radiaciones más dañinas de Júpiter se localizan a unos 300 000 kilómetros, por lo que las sondas anteriores a Juno habían observado al gigante desde bastante lejos, incluso la sonda Cassini apenas se acercó a 10 millones de kilómetros a Júpiter cuando pasó en su travesía hacia Saturno.

Cassini poseía una antena de fabricación italiana, que sirvió para comunicarse con la Tierra y que permitió realizar mapas de la luna Titán de Saturno, en su paso por Júpiter se utilizó para captar las radio emisiones de los cinturones de nubes de Júpiter. Los resultados permitieron construir sondas como Juno con componentes electrónicos más resistentes y su planificación fue inicialmente debatida en la sociedad europea de geofísica en Niza, Francia.

Cuando los electrones fuertemente cargados se desplazan a velocidades cercanas a la de la luz en espirales que forman los campos magnéticos que circundan Júpiter, se producen emisiones denominadas radiación de sincrotrón. En realidad este nivel de radiación no es suficiente para dañar una sonda o nave aeroespacial, pero advierte de los peligros de aproximarse más hacia la atmósfera.

Mediante telescopios de radio situados en observatorios terrestres se realizaron transformaciones o mapeo de las señales de entrada de algunas longitudes de onda de las emisiones de radiación sincrotrón que provenían de los cinturones de nubes de Júpiter, y los científicos utilizaron dicha información para hacer modelos que recrean los cinturones de Júpiter y estimar su potencial para dañar naves espaciales. Sin embargo las longitudes de onda más cortas, emitidas solamente por los electrones más cargados en los cinturones de nubes, se pierden entre las radio emisiones no-sincrotrón, cientos de veces más fuertes en la calurosa atmósfera de Júpiter.

La sonda Cassini gozó de buen ángulo durante su paso para distinguir entre las emisiones atmosféricas y las radio emisiones de los cinturones, pese a ser una tarea no exenta de dificultades. La sonda debía desplazarse adelante y atrás para escanear una zona, a continuación girar 90 grados y volver a emplear su escáner, para reconocer la radiación de sincrotrón por su rasgo de polarización, obteniendo el ancho del espectro de los electrones altamente cargados de las radiaciones de los cinturones de Júpiter por primera vez.

Las mediciones de la sonda Cassini indicaron que los electrones altamente cargados estaban mucho más dispersos de lo esperado. Malas noticias para los laboratorios que diseñan la electrónica de las naves. Teniendo en cuenta los niveles conocidos para las mayores longitudes de onda de radiación sincrotrón sin que haya tal cantidad de electrones altamente cargados como indicaban las previsiones, significa que las estimaciones deben ser más precisas respecto al número de electrones con niveles de energía ligeramente inferiores. Aún así este tipo de electrones tienen suficiente energía para dejar fritos los componentes electrónicos de una sonda. Ninguna de las misiones en desarrollo aprobadas por la NASA se habría aventurado en aquel entonces a enviar una sonda más allá de la región con las estimaciones más elevadas de radiaciones peligrosas, para hacer estudios de órbita alrededor de Júpiter y su luna Europa, aumentando el conocimiento acerca de su atmósfera y estructura interna.

Las únicas naves que experimentaron un impacto total de las radiaciones en los cinturones de nubes de Júpiter se desintegraron rápidamente. Pioneer 10 y 11 orbitaron cerca de Júpiter en la década de 1970. La sonda Galileo logró sacar una imagen a través de los cinturones de nubes el 7 de diciembre de 1995, antes de sumergirse en la atmósfera de Júpiter. Esa imagen se corresponde a la mancha roja que puede apreciarse sobre la zona iluminada del planeta Júpiter en la fotografía espacial obtenida por la cámara de la sonda Juno, denominado The Great Red Spot.

La mancha o gran punto rojo sobre el hemisferio sur de Júpiter es una tormenta anti-ciclónica, de alta presión, similar a un huracán en la Tierra, pero es gigantesco, pues tres planetas Tierra podrían entrar entre sus márgenes y se mantiene activo desde hace más de 400 años, desde que fuera observado por telescopios desde la Tierra. Como se encuentra en el hemisferio sur, su rotación es en sentido contrario a las agujas del reloj, con un periodo de unos 6 días. Mientras que en el planeta Tierra un huracán en el hemisferio sur rota en sentido de las agujas del reloj al ser de presión baja. Las nubes relacionadas con la mancha roja están situadas a unos 8 kilómetros por encima de las nubes circundantes.

Los efectos Coriolis que se observan en ciclones y anti-ciclones en la Tierra se ven incrementados en Júpiter, al tener una frecuencia de rotación que es como 2,5 veces la frecuencia de rotación de la Tierra, pero esto no basta para explicar la persistencia o continuidad en el tiempo así como la magnitud de la gran mancha roja. Entre las posibles explicaciones del fenómeno están que la tormenta no llega a bajar a la superficie de Júpiter como haría un huracán en la Tierra y que se alimenta del calor del gigantesco planeta. Se ha especulado que el color rojo está relacionado con componentes de fósforo.

Más información, en inglés:

NASA’s Juno Spacecraft sends first in orbit view.
Jupiter red spot.

NASA Orbital Debris: residuos orbitando sobre la Tierra

Publicado por Ignacio con fecha Julio - 10 - 2015 Comentar

NASA Orbital Debris Program Office es un departamento de la agencia espacial estadounidense que desarrolla aparatos para controlar los residuos que se acumulan alrededor de la órbita del planeta debido a la destrucción de satélites, por explosión o colisión, y restos de los cohetes o partes de astronaves no operativas enviados al espacio exterior. Esto es, son componentes cheiropoietes, hechos por la mano del hombre, no se cuentan cuerpos celestes, meteoritos, asteroides o grandes rocas atravesando el universo. Con respecto a la primera causa, un evento utilizado como ejemplo fue la colisión entre los satélites Cosmos 2251 e Iridium 33, por irónico que resulte, Cosmos 2251 era un satélite ruso de 950kg, abandonado desde 1995, e Iridium 33 un satélite estadounidense operativo de 560 kg, ambos quedaron destruidos cuando chocaron el 10 de febrero del 2009 a una velocidad de 42,120 km/h, en una altitud de 789 km. Por lo que se evalúa el riesgo de choque entre satélites y la acumulación de residuos a poca distancia en la órbita terrestre, susceptibles de caer a la atmósfera, frente a los que están a más distancia y que podrían seguir pululando mucho tiempo.

NASA Orbital Debris

Las partes críticas de los satélites, sondas o cualquier estación espacial están siempre protegidas por materiales de protección como los escudos whipple, mientras otras zonas están expuestas, como los paneles solares en las estaciones espaciales, pues tienen que recibir directamente la luz del Sol, y pueden recibir algún impacto que rompa ciertas celdas. En el año 2007, la sonda Endeavour STS-118 tuvo un agujero en su radiador, con un diámetro de entre un cuarto y la mitad de una pulgada.

Endeavour STS-118 impact

Se calcula que hay más de 21.000 componentes residuales de más de 10 cm flotando en la órbita terrestre, los más problemáticos, 500.000 con un diámetro de entre 1 y 10 cm y más de 100 millones de partículas de menos de 1 centímetro de diámetro, polvo interestelar. Los radares de U.S. Space Surveillance Network detectan incluso objetos de sólo 3 milímetros. Dado que se desplazan a velocidades de entre 7-10 km/s, dependiendo de su masa que de media está por encima de 1 kg y algunos pocos residuos pueden alcanzar hasta 100 kg, una colisión conllevaba bastante energía. (E=m.c^2)

Desde la NASA se han propuesto diferentes métodos para controlar los residuos espaciales que se van acumulando desde los inicios de la carrera espacial e ir eliminando el exceso de materiales que tienen un tamaño a partir de unos 10 cm, mediante lasers, fricción, electro-dinámica, remolcadores. Concretamente un experimento de remediación propone que una pequeña astronave auxiliar haga de operario aeroespacial y vaya recolocando los satélites en riesgo de colisión a partir de las coordenadas y trayectorias controladas desde los radares en las estaciones en Tierra y también utilice una red para recoger los residuos flotantes. La antena del radar Goldstone situada en Barstow, CA, es capaz de detectar residuos de un tamaño de tan sólo 2 mm a altitudes bajo 1,000 km.

Satélite recogedor de residuos espaciales

Satélite recogedor de residuos espaciales

En un artículo de este mes publicado en el diario británico Independent se hablaba de cómo en Suiza se desarrolla un satélite que recoja los residuos como si utilizara una red que capture los escombros espaciales, aunque el robot-satélite podría llevar también unas tenazas similares a una excavadora, en realidad las pruebas son con unos cubos con una medida de 10cm por lado, que habían sido lanzados por la escuela politécnica federal de Lausana (EPFL) entre los años 2009-2010.

Lo que en cambio se denomina reentrada es la caída a la atmósfera de manera controlada tras un lanzamiento, en zonas inhabitadas o al océano, de los tanques propulsores de los cohetes que impulsan las aeronaves al espacio exterior, recuperando en Tierra estas partes. Utilizando más propulsor se puede controlar el ángulo de trayectoria de vuelo de manera más pronunciada, la parte no operativa regresa a la atmósfera en una latitud y longitud más precisas de determinar, el lugar donde caerán los escombros puede ser localizado entonces en zonas sin población o al océano. De manera no controlada, los restos que flotan en la órbita a menos de 600 km caerían por la atmósfera -pulverizándose mayormente por fricción- aunque con riesgo de impactar causando daños al llegar a la superficie del planeta. Las mayores concentraciones están entre 750-800 km de distancia y otro grupo de residuos se sitúa a unos 2000 km de distancia en la órbita. Por debajo de 600 km caen en unos años, lo que se denomina Low Earth Orbit, a 800 km se calcula en décadas, zona denominada Medium Earth Orbit, y por encima de 1000 km puede pasar más de un siglo hasta que se desplomen a la atmósfera, por otra parte las colisiones no son tan frecuentes, el riesgo es bajo y se estima en probabilidades, aunque ocurre alguna cada año.

Además de la NASA o la agencia espacial europea, países como Francia, Japón, China o Rusia siguen protocolos para minimizar los residuos espaciales que se van acumulando en la órbita de la Tierra. Un ejemplo es la misión E.Deorbit, de la agencia espacial europea, pero que no está previsto que funcione hasta 2021.

Astronomy Photographer of the Year 2011

Publicado por Ignacio con fecha Octubre - 2 - 2011 Comentar

Astronomy Photographer of the Year es un certamen de fotografía astronómica organizado entre el observatorio de Greenwich y el National Maritime Museum de Reino Unido en los últimos tres años, con diferentes categorías, según el tipo de cuerpos celestes y la distancia a la que se encuentran de la Tierra. En la comunidad de fotografía Flickr de Yahoo, se pueden ver aportes de muchos fotógrafos, además de las imágenes elegidas como favoritas en la web del museo. Desde el día 9 de septiembre de 2011 hasta el próximo 12 de febrero de 2012, hay una exhibición de las fotografías, aunque no hay necesidad de desplazarse para ver las obras, podemos ver las imágenes online sin recorrer otras paredes.

Júpiter junto a Io y Ganímedes
Ganador en fotografía de nuestro Sistema Solar: Júpiter junto a Io y Ganímedes. Septiembre del año 2010. Damian Peach (Reino Unido).

Paradeisos galáctico
Ganador en fotografía de Tierra y Espacio: Galactic Paradise por Tunç Tezel (Turquía).

Supernova
Ganador en fotografía del Espacio exterior: Vela Supernova Remnant por Marco Lorenzi (Italia).

Eclipse lunar
Ganador en jóvenes astrofotógrafos: Eclipse lunar y ocultación por Jathin Premjith (India).

Más información sobre este certamen de fotografía, tutoriales para conseguir fotografías astronómicas de la Luna, otros cuerpos celestes del sistema solar, cometas y otros fenómenos del Espacio, imágenes elegidas y próximos eventos sobre astronomía en la web de National Maritime Museum, Reino Unido.

Kepler-16b, planeta que orbita alrededor de dos estrellas

Publicado por Ignacio con fecha Septiembre - 19 - 2011 Comentar

Kepler-16b es un planeta con una masa aproximada al planeta Saturno de nuestro sistema solar, fue descubierto recientemente durante una investigación dependiente de la agencia aeroespacial estadounidense NASA y su particularidad es que orbita alrededor de dos estrellas, es un planeta circumbinario, con un periodo de 229 días. En el tránsito por la órbita, se suceden con mayor frecuencia los eclipses que lo que estamos acostumbrados a ver desde la Tierra, en las primeras conclusiones que pueden leerse en la web de la NASA se indica que el planeta debió de formarse entre ambas estrellas, siendo más plausible que la hipótesis que supondría que el planeta fue atraido hasta gravitar alrededor del duo de estrellas.

Kepler-16b
Imagen artística con el planeta en primer plano. NASA/JPL-Caltech/T. Pyle.

Kepler-16b
Imagen artística con el planeta en primer plano. NASA/JPL-Caltech/T. Pyle.

Kepler-16b se encuentra a doscientos años luz de la Tierra (doscientas veces la distancia recorrida por la luz en un año, esto es, aproximadamente 1,89.10^15 Km), al contrario que Tatooine, planeta también circumbinario de La Guerra de las Galaxias, es frío y gaseoso, por lo que sería extremadamente raro que se hubiese desarrollado vida en él, aunque la NASA sigue buscando como tantas otras agencias de investigación astronómica y exobiología, planetas que puedan tener las condiciones fisico-químicas para que haya agua líquida en su superficie. El planeta fue descubierto por un equipo de investigación coordinado por Laurance Doyle del instituto SETI en Mountain View, California, al utilizar los datos del telescopio Kepler para estudiar bajadas de brillo en más de 150,000 estrellas, ya que esta es una de las mejores explicaciones del tránsito de un planeta orbitando alrededor de una estrella.

Dentro del sistema Kepler-16 ya se conocía la existencia de ambas estrellas, de menor masa que el Sol, con enorme diferencia de tamaño entre ambas, la bajada de brillo en periodos irregulares en el tiempo cuando no se producía un eclipse entre ambas, fue lo que llevó a buscar un tercer cuerpo orbitando, además ambas estrellas se encontraban en cada intervalo entre sus eclipses, en diferentes posiciones de órbita, lo que posteriormente permitió comprobar que el planeta orbitaba alrededor de las dos estrellas, siendo por ello circumbinario.

Más información sobre el planeta Kepler-16b en los videos y en la noticia de la página oficial de la NASA. También se puede leer el artículo publicado en la revista Science 16 September 2011, Vol. 333 no. 6049 pp. 1602-1606, DOI: 10.1126/science.1210923.

Atocatl, supercomputadora en el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México

Publicado por Ignacio con fecha Julio - 5 - 2011 Comentar

El Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México presentó el pasado miércoles 29 de junio de 2011 en el Auditorio Paris Pishmish del Instituto de Astronomía, el equipo de cómputo de alto rendimiento “Atocatl”, que en lengua náhuatl significa pulpo o cefalópodo. Atocatl es un cluster que paralelará 216 procesadores y será utilizado para conocer más del Universo, sirviendo a los investigadores en astronomía en materia de cálculo sobre modelos de astrofísica, posterior a la parte de recepción de datos en los telescopios como desde el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir.

Atocatl, supercomputación en el Instituto de Astronomía de la UNAM

Los clusters computacionales son conjuntos de equipos informáticos en centros de datos que coordinan su hardware en unidad, los procesadores trabajan de forma coordinada multiplicando así la capacidad de cálculo computacional. La base formal de la ingeniería informática para cómputos paralelos fue desarrollada por Gene Amdahl de IBM, en 1967 publicó lo que ha llegado a ser considerado como el papel inicial de procesamiento paralelo: la Ley de Amdahl que describe matemáticamente el aceleramiento que se puede esperar paralelizando cualquier otra serie de tareas realizadas en una arquitectura paralela, dicho de forma accesible: un algoritmo matemático decide sobre la velocidad de los procesadores, qué tareas divididas se priorizan en el cálculo según la optimización en el resultado final, según la mayor mejora alcanzable en cada segmento.

Este tipo de ensambles de ordenadores se ha desarrollado entorno a la supercomputación, donde la actual reina de estas supercomputadoras está en el Laboratorio para Ciencia Computacional RIKEN en Kobe, Japón, K-Computer como puede verse en la página del proyecto Top500, que paraleliza desde este mes de junio más de 68.500 procesadores y su potencia de cálculo equivale a 8200 billones de operaciones por segundo: como si todos los habitantes de un millón de planetas como el nuestro hicieran un cálculo matemático cada segundo, haciendo operaciones de aritmética sin parar que en informática se definen en unidades de cálculo de coma flotante por segundo. La UNAM alberga en la actualidad diversos equipos de alto desempeño, el más grande de ellos Kan Balam en la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC). En funcionamiento desde el año 2007, Kan Balam cuenta con 1368 procesadores, y en el momento de su inauguración figuraba entre las 30 más poderosas a nivel mundial operando en instituciones de educación superior.

Atocatl destaca en el manejo eficaz de grandes bases de datos con un almacenamiento que en su primera fase será de 40 Terabytes pero que se espera quintuplicará para antes del año 2012. Atocatl ha sido concebido como otros centros de supercomputación con vistas a futuras ampliaciones antes de que termine el año, contará con un total de 8 GPU, 288 procesadores CPU y 200 Terabytes para almacenamiento de datos. El centro de supercomputación ha sido financiado por Conacyt y la Universidad Nacional Autónoma de México y ha tenido un costo total de 2,4 millones de pesos. Los investigadores del Instituto de Astronomía, Magdalena González, Octavio Valenzuela y Bárbara Pichardo, también Secretaria Académica del Instituto de Astronomía de la UNAM, responsables de coordinar las operaciones del proyecto reafirman la filosofía cooperativa del proyecto que aúna el esfuerzo de un nutrido número de instituciones, con la destacada participación de la Coordinación de la Investigación Científica y el Posgrado en Ciencias de la UNAM. De hecho, Atocatl será usado para capacitar estudiantes de posgrado en el uso y desarrollo de proyectos de supercómputo dentro del departamento de astronomía.

Atocatl, supercomputación en el Instituto de Astronomía de la UNAM

– Página oficial de astronomía en la Universidad Nacional Autónoma de México.
– Leer más sobre la lengua Náhuatl, con más de un millón de hablantes en México y con comunidades lingüísticas también en El Salvador.

Vídeo con las fases de la Luna en el año 2011

Publicado por Ignacio con fecha Junio - 16 - 2011 Comentar

En un vídeo de apenas dos minutos y medio se reproducen las fases lunares del satélite terrestre durante el presente año antes del último eclipse lunar total del pasado día 15 de junio. La información topográfica ha sido recopilada por Lunar Orbiter Laser Altimeter, en comparación con los datos obtenidos por el robot rastreador Lunar Reconnaissance Orbiter, que orbita a 50 kilómetros de la superficie lunar. Los astrofísicos del centro Goddard Space Flight Center Scientific Visualization Studio han compilado todas las imágenes donde se ve de cerca la superficie del satélite natural terrestre, con sus mares y todos los impactos de meteoritos, además de poder ver por una cara todas las fases del ciclo lunar reproducirse a gran velocidad.

Desde la web de la agencia aeroespacial NASA se puede conocer en tiempo real el movimiento de órbita de la Luna, para aficionados a la astronomía y curiosos. Vídeo en Youtube de Universe Today encontrado a través de la web Wired.

Eclipse lunar total de junio 2011

Publicado por Ignacio con fecha Junio - 16 - 2011 Comentar

Ayer durante la tarde entre las 21h20 y las 23h10, dentro de las órbitas de los tres cuerpos, la Tierra pasó durante aproximadamente 100 a 120 minutos entre el Sol y la Luna, produciendo un fenómeno celeste donde el satélite se oscureció completamente tornándose después anaranjado. Gracias a algunos aficionados a la astronomía y al telescopio robótico Slooh situado en Tenerife, Islas Canarias, dentro de un observatorio astronómico en el volcán Teide, se pudo grabar en video el progresivo evento astronómico y además hay bastantes fotografías como puede verse en el artículo de Wikipedia, incluyendo una tomada desde el sur de España, en Córdoba.

Eclipse lunar total de junio 2011

El eclipse lunar total del 15 de junio 2011 se pudo retransmitir por internet aunque las mejores vistas se lograban macroscópicamente sin instrumental desde el hemisferio sur, el inicio del eclipse desde países de América del Sur como Brasil, Argentina y Chile, el desarrollo casi completo del evento desde África aunque sobretodo en países al sureste, también en Oriente Medio, Turquía, países del Caúcaso, India, hasta el final del eclipse visible desde Tailandia, Malasia y Australia.

Eclipse lunar total de junio 2011

Logo Google eclipse lunar total de junio 2011

El logo de Google es en estos momentos un logo con video que reproduce las fases del eclipse lunar total, siempre al acecho de creatividad. Más información en NASA sobre este y los próximos eclipses lunares hasta el año 2015.

Radio astronomía, el sonido del Universo y la música de las esferas

Publicado por Ignacio con fecha Junio - 11 - 2011 Comentar

¿Qué sonido se escucha en los anillos de Saturno? ¿Por la interacción entre Júpiter y sus lunas? ¿Y cerca del Sol? Honor Harger es una curadora de exposiciones de Nueva Zelanda conocida por sus trabajos dentro de grupos de científicos con sensibilidad artística sobretodo en física teórica, astrofísica y ondas de radio, considerando que la relación entre arte y ciencia no es una jerarquización de planos donde ambos vecinos recelan del otro, sino una conexión fructuosa.

Dentro de radio astronomy, está la unión entre arte y ciencia, un proyecto donde se reproducen sonidos interceptados desde el espacio, dentro de nuestro Sistema Solar, a través de ondas de radio. Los internautas pueden escuchar la salida acústica de los radio telescopios, en la página oficial hay reproducción en tiempo real, de modo que dependiendo de los cuerpos celestes observados, el contenido de la transmisión será diferente. Aunque el sonido es brusco, con mucho ruido, y la confianza nos hace creer que no nos engañan, que efectivamente esos sonidos vienen del espacio y son captados por ondas de radio, desde un punto de vista estético pueden ser incluidos en música electrónica, el choque acústico de las esferas. Muy pocas personas han escuchado esos sonidos, considerando además por transmisión de opinión que el espacio es completamente silencioso. En el pasado mes de mayo Honor Harger dio una conferencia en Londres donde se presentaban diferentes sonidos del cosmos, la radiación por la actividad termodinámica del Sol cerca de su superficie, la órbita de un satélite de Júpiter, el paso de la sonda Cassini por los anillos de Saturno y finalmente el sonido que pudieron producir los estallidos del Big Bang, recomiendo visualizarla sin preocuparnos esta vez por nuestro nivel de inglés.

Las imágenes del espacio son accesibles a casi todo el mundo, en documentales, libros y sobretodo internet, hay imágenes de altísima calidad que las agencias aeroespaciales divulgan en sus sitios oficiales, también tenemos extraordinarias fotografías de cuerpos celestes y fenómenos astronómicos gracias a observatorios privilegiados. Pese a este conocimiento científico público no tenemos ni idea de qué sonidos hay en el espacio, la radio astronomía trata digitalmente la señal que llega en las ondas de radio para acercar esos sonidos del cosmos, de un modo distinto a la observación óptica de los telescopios. La interacción entre el planeta Júpiter y la luna volcánica Io, produce tormentas acústicas de entre minutos a varias horas cuya frecuencia está comprendida entre 15 MHz a 38 MHz.

El audio puede servir mejor que la visualización para comprender determinados fenómenos astrofísicos complejos o más abstractos en niveles de divulgación. Un buen ejemplo son las estrellas púlsar, que emiten pulsos de radiación electromagnética a intervalos regulares relacionados con el periodo de rotación. Estas estrellas de neutrones pueden girar sobre sí mismas hasta varios cientos de veces por segundo. La estrella púlsar B0329+54 tiene un periodo de rotación de 1.40 veces por segundo. Cada rotación se escucha en la presentación anteriormente enlazada como un rebote, como un metrónomo constante. La estrella conocida como Vela Pulsar, forma parte de una supernova, de una estrella destruida, y rota aún más rápido con un periodo de 11 veces por segundo.

Durante la historia del siglo veinte la vanguardia musical ha estado muy influenciada por la denominada musique concréte a partir de Pierre Schaeffer, con experimentos de composición a partir de sonidos aparentemente no-musicales. La definición de estas composiciones también ha sido trastocada a partir de compositores vanguardistas como Alvin Lucier, John Cage, Karlheinz Stockhausen, Iannis Xenakis. La música electrónica de vanguardia es un marco en el que la unión de arte y ciencia toma los procesos tecnológicos para componer lo que en la era digital sobrepasa la rigidez del criterio estético moderno. La radio astronomía acerca lo que Johannes Kepler consideró que era la música de las esferas o musica universalis, que en realidad ya tenía una tradición anterior, desde los pitagóricos, el sistema celeste ptolemaico, hasta la Baja Edad Media. En el tratado Harmonices Mundi (1619), aún completando la primera revolución científica junto con Copérnico y Galileo, trató de reconciliar aspectos del misticismo pitagórico y del viejo sistema aristotélico ptolemaico, dando medidas precisas de las órbitas planetarias comparadas con escalas musicales.

Más información en:

Radio-Astronomy.net.
Radio Astronomy History.

The Sagan Series

Publicado por Ignacio con fecha Abril - 15 - 2011 Comentar

The Sagan Series son una serie de videos creados y publicados por Reid Gower en este año 2011 a partir de diferentes divulgaciones sobre astrofísica que realizó Carl Sagan, fallecido en 1996, acompañando su narración con la música compuesta por Michael Marantz. Las imágenes que aparecen en los videos forman parte de documentales científicos sobre el planeta Tierra, la vida en la Tierra, diferentes conflictos políticos y medioambientales grabados entre otros por la cadena BBC y el horizonte que tiene la especie humana frente al espacio exterior o Universo. Las impresionantes fotografías y grabaciones sobre lanzamientos de sondas espaciales, observatorios espaciales como Gemini y el aspecto que tiene la Tierra desde el espacio son parte del patrimonio aportado por la NASA y científicos dedicados a ramas como la astrofísica y la cosmología.

Carl Sagan se doctoró en 1960 en la Universidad de Chicago, trabajando posteriomente en astronomía y diferentes ramas de la física teórica, incluyendo la exobiología o búsqueda de vida extraterrestre, tratando siempre de diferenciarse de las pseudociencias. Sagan propuso el denominado efecto invernadero provocado por emisiones excesivas de dióxido de carbono como la causa de las elevadas temperaturas y la presión en la atmósfera del planeta Venus, esta idea le llevó a alertar de los peligros del cambio climático producidos por la actividad industrial en la Tierra.

Respecto a las misiones espaciales de la agencia aeroespacial estadounidense, trabajó en el diseño de la misión Mariner 2 al planeta Venus, y de las misiones Mariner 9, Viking 1 y Viking 2 al planeta Marte. También trabajó en la misión Voyager 1 y Voyager 2, junto a Ann Druyan y otros científicos, contribuyó al diseño de los dos bajorrelieves de los discos de oro -tan citados acerca de los trabajos en búsqueda de vida extraterrestre- que éstas naves llevaron acoplados en uno de sus costados en misiones hacia el exterior del sistema solar y en la misión Galileo al planeta Júpiter. Trabajó igualmente en las misiones de la sonda Pioneer 10 a Júpiter y Saturno para poder comprobar las radiaciones magnéticas emitidas por estos planetas.

En exobiología concibió la idea de enviar un mensaje inalterable al espacio más allá del Sistema Solar que pudiera ser entendido por una posible civilización extraterrestre que lo interceptara en un futuro. El primer mensaje así enviado fue una placa de oro en la sonda Pioneer, posteriormente un disco de oro en las sondas Voyager y en 1974 fue el mensaje de radio enviado al espacio por el telescopio Arecibo. Trabajó durante años para la NASA y dirigió diferentes proyectos de investigación para tratar de detectar vida en el Universo.

Además del documental ‘Cosmos: Un viaje personal’ entre las obras más influyentes de Carl Sagan están ‘Vida Inteligente en el Universo’ (1966), ‘Comunicación con Inteligencias Extraterrestres’ (1973), ‘Cosmos’ (1980), ‘El invierno nuclear’ (1990), ‘Un punto azul pálido’ (1994), basado en una impresionante fotografía del planeta Tierra tomada en 1990 por la sonda Voyager 1, a 6.1 billones de kilometros en el espacio más allá del Sistema Solar, donde el planeta Tierra es sólo un diminuto punto azul sobre el fondo del espacio.


Earth: The Pale Blue Dot de Michael Marantz.

En el canal de Youtube de Reid Gower se encuentran actualmente los videos que se están creando para The Sagan Series, también es interesante seguir los videos en el canal de Youtube de la NASA y los videos de divulgación para la memoria colectiva del canal Carl Sagan Portal. Recientemente, un usuario publicó en Youtube un video del juego Minecraft como mímesis del primer video ‘The frontier is everywhere’ de The Sagan Series.

El sitio de la Tierra en el Universo

Publicado por Ignacio con fecha Enero - 10 - 2011 Comentar

Al considerarse la propia especie humana a sí misma como excepción entre la vida en la Tierra, taxonomizando, haciendo discreto algo continuo y gradual, el hombre ha creído a través del delirio vanidoso que son las creencias religiosas, que era un ser especial, no un mamífero epígono, diferente no sólo en su capacidad mental, lingüística, matemática, técnica y mimética, sino un ser con un destino superior al de cualquier otra especie. Habría por tanto una escisión en las taxonomías biológicas que separase al ser humano de cualquier otra especie, siendo los animales y organismos vivos clasificados e instrumentalizados en la medida en que fuesen útiles a las actividades humanas, alimenticias, energéticas y en un plano más sofisticado y esencialmente humano, simbólicas, transfiriendo las pasiones y los vicios humanos en otros organismos.

Tras una hegemonía de varios milenios con cultos politeístas que hicieron creer al hombre que era descendiente por generación de dioses, los fenómenos naturales con figuras antropomórficas, los ritos sepulcrales y la inexplicable producción de estados mentales en la vigilia pero sobre todo en el sueño, donde los fallecidos queridos aparecían en la consciencia de aquel que había tenido vínculos afectivos con ellos, dio acicate a los misterios sobre la transmigración del alma, al separarse del cuerpo en la muerte. Como si el hombre y solamente la especie humana tuviesen el derecho exclusivo -¿de dónde vendría?, ¿quién se lo daría?- a una existencia post-mortem y a conocer a su creador, un padre exaltado, fijado simbólicamente a imagen y semejanza con atributos antropológicos loables infinitos, mientras que ningún otro organismo viviente podría aspirar a semejante cosa. La imposición sangrienta posterior de un periodo histórico de hegemonía que transita desde el politeísmo hacia el monoteísmo, con un Dios que es padre y creador de todas las cosas, que mantiene en su ser la creación, sería otra forma exacerbada de vanidad específica, manteniendo el dogma post-mortem de una existencia escindida, posterior a la muerte, que juzga la conducta moral de su antesala para decidir la recompensa o el castigo de cada sujeto, quién sin poder conducirse autónomamente, recibiría el deber moral de una instancia trascendente para tratar de lograr “su trozito de cielo”.

La vanidad de la especie humana, que se había considerado a sí misma como la excepción de la vida en la Tierra, en un plano óntico superior al resto de los seres y con un destino diferente, ha recibido varios duros golpes desde los inicios de la Edad Moderna, tal como destaca Sigmund Freud en Una dificultad del psicoanálisis, mencionando literalmente que el narcisismo universal, el amor propio de la humanidad ha recibido hasta el siglo XX, tres graves afrentas por parte de la investigación científica:

a- La primera es el desvanecimiento cosmológico de la creencia de que la Tierra es el centro del Universo -el modelo geocéntrico del sistema solar-, algo que iba en armonía con la falta de percepción sensorial del movimiento del planeta por el hombre y con la idea de ser producto de un artífice divino.

b- La segunda es la enajenación animal, partiendo del totemismo en los cultos sagrados “primitivos”, las poblaciones humanas se relacionan con su entorno natural, considerando a determinados animales protectores de la tribu, las figuras de sus divinidades tienen cabeza o elementos corporales de los animales, que son objeto de las manifestaciones estéticas figurativas. El mito muestra a los dioses cambiando su forma por la de animales, muestra como los dioses son fenómenos naturales surgidos del sobrecogimiento por la falta de explicación causal del mundo físico y el miedo a la muerte. Para un infante, no hay nada extraño en que los animales piensen y actúen como humanos en los cuentos y fábulas, sólo el hombre que ha desarrollado pensamiento teológico les quita la razón y proyecta en ellos los vicios humanos. Son los estudios en geología y biología posteriormente las ramas de paleontología, anatomía comparada, embrionología, secularizaciones de la teología y la historia naturales, quienes ponen término a esa arrogancia humana que se escinde de la animalidad.

Aunque habitualmente es citado sólo Charles Darwin en relación al Origen de las especies y la obra el Origen del hombre, su trabajo es deudor de investigaciones décadas anteriores, la variabilidad de la vida, la lucha por los recursos naturales, la selección a favor o en contra de caracteres hereditarios y el gradualismo y continuidad de las especies en su generación, son las claves para postular el origen del hombre a partir de un ancestro común con diferentes especies de primates, simios como el chimpancé y el bonobo. La primatología y la etología, el estudio de la conducta animal y de las formas de organización de otras especies, han mostrado cómo las normas morales son necesarias para dar cohesión y estructurar grupos. Y definitivamente las normas morales y las intuiciones más básicas sobre cómo debemos comportarnos para vivir bien son anteriores cronológicamente a la aparición de las religiones dominantes y de las sagradas escrituras que contienen los mandamientos.

c- La tercera afrenta es -evidentemente más sentida- la psicológica, la investigación que le ha demostrado al ser humano que no sólo no domina el Universo, ni es una especie escindida del origen de la vida frente a los demás organismos, sino que además no es el dueño de su propia mente, la razón no es la cualidad esencial del hombre y la mente depende de determinaciones biológicas, instintos y pulsiones, que no son conscientes y se encuentra soterrados, sedimentados en la conciencia humana, como parte de nuestros traumas, deseos, miedos, esperanzas y frustraciones.

El conocimiento que se tiene actualmente sobre el espacio ocupado por el planeta Tierra en el espacio, viene esencialmente de las observaciones mediante instrumental técnico en los últimos cuatro siglos, aunque la astronomía era uno de los saberes más antiguos transmitidos desde las culturas de Egipto y Mesopotamia a los pueblos del Mediterráneo oriental. Muchos siglos antes del establecimiento científico de la teoría heliocéntrica, a inicios de la Modernidad, lo que se conoce como primera revolución científica, en la astronomía de Alejandría durante el periodo helenístico hubo alternativas que cuestionaron la tradición heredada de Aristóteles. Ptolomeo aceptó la tradición de los maestros griegos, pero no todos los astronomos propusieron lo mismo, Aristarco de Samos, un astrónomo de la primera mitad del siglo III antes de la era cristiana pensó que el centro del mundo estaba ocupado por el Sol, que la Tierra y todos los planetas giraban en torno a él y que sólo la Luna giraba en torno a la Tierra. El modelo aristotélico-ptolemaico permaneció hasta finales de la Baja Edad Media, atenuándose al igual que la escolástica tomista y pereciendo a inicios de la Modernidad bajo los estudios asociados a Copérnico con la obra De Revolutionibus de 1543, Galileo y Kepler en mecánica, instrumental astronómico y perfeccionamiento de los cálculos de las órbitas planetarias en la teoría heliocéntrica, los cuerpos celestes de la zona supralunar no son perfectos y acabadamente esféricos, el Sol tiene manchas en su superficie y las órbitas no son circulares.

Tras la aceptación de la teoría heliocéntrica, ya en el siglo XVIII, el astrónomo y compositor William Herschel observó la existencia de otros planetas además de satélites o lunas, que debía existir un tipo de luz invisible para nosotros dentro del espectro en el que se descompone la luz al refractarse en un prisma, y que el sistema solar formaba parte de un espacio muy superior con forma de disco, donde estaban otras estrellas similares al Sol. En el siglo XX, los trabajos de Hubble sobre el estudio de cometas y nebulosas llamaron la atención sobre la posible estructura general del universo, mucho más grande de lo que se creía en siglos anteriores, en expansión, donde la galaxia donde se encuentra el sistema solar sólo es una entre billones. En 1990, se hizo conocida una fotografía tomada por la sonda Voyager 1, dentro de los objetivos solicitados por Carl Sagan y otros científicos de la agencia aeroespacial NASA a 6,1 billones de kilómetros de distancia de la Tierra, lejos del Sistema Solar, el título Pale Blue Dot, se refiere al aspecto de la Tierra en el espacio desde esa distancia, visible unicamente por los rayos solares como un diminuto punto azul.

Pale Blue Dot

El cosmos es mudo, indiferente, frente a los deseos narcisistas del hombre que se considera autosatisfecho por su carácter de excepción, elegido entre el mundo por un artífice trascendente, Dios creador, frente a los sentimientos delirantes de auto-importancia y las jerarquías sociales formadas por los seres humanos, exacerbadas en las sociedades industrializadas de consumo y planes de ocio a la carta, en la era del vacío.

La Tierra en el Universo
Se puede ver la imagen en mayor resolución.

Para lectores curiosos, lecturas en los artículos Earth’s location in the universe y Pale Blue Dot.

¿Cómo será el fin del mundo?

Publicado por Ignacio con fecha Julio - 29 - 2010 3 geekomentarios

Pese a lo que indica el libro del Génesis y las antiguas dataciones de la Tierra a partir de la Historia Natural del siglo XVIII, el planeta Tierra se formó junto con otros cuerpos celestes que componen el Sistema Solar, hace 4.560 millones de años y la vida en la Tierra comenzó a gestarse en los Océanos hace unos 3.500 millones de años. Según la teoría del Big Bang, la expansión del Universo y su progresivo enfriamiento, llegará un momento en el que se producirá la denominada muerte térmica del Universo y la vida en la Tierra dejará de existir.

Respecto al fin del mundo, se han difundido diferentes teorías y también algunos bulos, la mayoría superados, como el Apocalipsis de San Juan, la amenaza del cometa Halley, las cuartetas de Nostradamus, el efecto 2000 o el calendario maya, que terminaría de forma erronea en el año 2012 de nuestra Era. El Apocalipsis, revelación del último libro del Nuevo Testamento en La Biblia, habla de visiones proféticas de carácter simbólico, donde los seguidores de Dios serían preservados, sus perseguidores castigados y destruido el enemigo llegaría la resurreción de los cuerpos, el Juicio y el establecimiento de la Jerusalén futura, el reino celeste.

La amenaza del cometa Halley fue un acontecimiento ocurrido en mayo de 1910, durante los actos de celebración en Argentina del centenario de la Revolución de Mayo. Se esperaba que el cometa que lleva el nombre de Edmund G. Halley, quién encontró que circulaba cerca de la Tierra cada 76 años, pasaría a unos 30.000 kilómetros de la Tierra, lo suficientemente cerca como para ser atraido por la fuerza gravitacional y colisionar contra el planeta. Pese a las predicciones apocalípticas y funestas, el centenario fue celebrado en Mendoza, tras una espera donde miles de personas observaron temerosas los cielos.

Las cuartetas de Nostradamus forman un grupo extenso de predicciones interpretadas por sus símbolos de forma variopinta, como para relacionar fragmentos con hechos históricos posteriores a Nostradamus en más de cuatro siglos. Las cuartetas sobre el fin del mundo son quizá las más oscuras profecias, otras como las que tratan -según se ha establecido- sobre el Imperio Británico, Napoleón Bonaparte e incluso el caso Watergate resultan más convincentes.

El efecto 2000, fue un esperado bug informático relacionado con las fechas de los ordenadores a partir del año 2000, debido a que el software programado en muchos computadores solamente podría dar fechas que comenzasen por 19. No fue el fin del mundo, aunque si se reportaron algunos incidentes, sin que ello provocase un colapso mundial.

El calendario maya, pondría como fecha del fin del mundo el 21 de diciembre del año 2012. Sin embargo, parece que se trata de un error de cálculo difundido por ocultistas modernos, según un artítulo en Yahoo, el calendario maya terminaría su ciclo en el año 4946 de nuestra Era.

Hipótesis sobre las causas del fin de la vida en la Tierra

Muerte térmica del Universo

La más probable y también la menos atractiva para los defensores del Armageddon, fue una conclusión derivada del segundo principio de la termodinámica, en el siglo XIX, según el cual se determinó que el calor es una energía que fluye entre dos focos donde hay un salto de temperatura, del foco más caliente al más frio hasta llegar a un equilibrio de temperaturas, pese a la interconvertibilidad de energías por el primer principio de termodinámica, el calor sería una energía menos rica para invertir procesos diferente de la energía cinética o la energía eléctrica. Siguiendo la teoría del Big Bang y la expansión del universo, todos los cuerpos celestes se irían enfriando muy lentamente; en el caso del sistema Solar, llegaría un momento en el que nuestra estrella, el Sol, dejaría de dar suficiente calor para mantener la vida en la Tierra. Cuando se llegue a ese equilibrio de temperaturas en el universo, se llegará a este estado de muerte térmica, a menos que exista una fuente calorífica diferente, una estrella que no sea el Sol, para provocar saltos de temperatura.

Ludwig Boltzmann en su obra Escritos sobre mecánica y termodinámica se refiere a este fenómeno a partir de la segunda ley de la termodinámica: “el segundo principio anuncia un progreso continuo de la degradación de la energía, hasta que se agoten todas las energías potenciales que pudieran producir trabajo y todos los movimientos visibles del mundo. Todos los intentos de salvar el universo de esta muerte térmica no tuvieron éxito; y para no suscitar esperanzas que no puedo satisfacer, quiero señalar que aquí tampoco haré un intento semejante.”

Colisión con otro cuerpo celeste

No es ninguna novedad decir que la Tierra recibe el impacto de pequeños cuerpos celestes como les ocurre a otros planetas y satélites que tienen la superficie poblada de cráteres ya que no tienen atmósfera densa, pero en la Tierra se desintegran por el rozamiento contra la atmósfera y afortunadamente, son pocos los meteoritos que han dejado huella en la superficie terrestre. Se estima sin embargo que es posible que un gran asteroide u otro cuerpo celeste con energía cinética inmensa sea atraido por fuerza gravitacional a la Tierra, resultando suficientemente grande tras su pérdida de materia al atravesar la atmósfera como para impactar en la superficie creando grandes tsunamis por todo el planeta y levantando tanto polvo a la atmósfera que dejaría sin luz solar a la Tierra, enfriando enormemente las temperaturas y acabando con buena parte de la vegetación, por tanto, de la vida.

campo magnético Tierra

El cine catastrofista ha sido una gran influencia de estos miedos, con películas como Armageddon o Deep Impact, también hay que decir que hace unos 65 millones de años, el impacto de un asteroide provocó la extinción del 70% de todas las especies vivas, los dinosaurios, y dio paso a la era de los mamíferos, de los que surgimos más tarde los humanos. Se han realizado ensayos para desviar asteroides o cometas que pudiesen amenazar la Tierra, tanto pensando en utilizar arsenal nuclear para desmenuzar la materia rocosa, como para desplazar la trayectoria del cuerpo celeste para que no choque con la Tierra. Parece ser que la próxima amenaza se llama asteroide 2004 MN4, que pasará a una distancia de la Tierra de entre 24.000 y 40.000 kilómetros en 2029. En cualquier caso, disparar sobre el cuerpo celeste una vez que se dirija hacia la Tierra, no impediría una explosión como la del evento de Tunguska dejando una zona entorno a 60 km de diámetro calcinada.

Fin de la Tierra

El sol hace que suban las temperaturas y consume a los planetas cercanos

No sólo se cree en el enfriamiento del Universo, sino en que el Sol aumente de tamaño, se vuelva más brillante, acabe con Mercurio y deje desierta la Tierra tras hacer que se evapore el agua de los océanos. Un artículo poco preciso publicado en BBC news muestra como la superficie terrestre podría parecerse a la de Marte, el llamada planeta rojo, donde se cree que hubo agua líquida en algún momento.

Sistema Solar

Explosión de estrellas

Si se produjese una supernova o una hipernova en una galaxia lo suficientemente cercana, la energía liberada por la explosión de la estrella devastaría todo cuerpo celeste a su alcance. Se estima que un evento de esta naturaleza puede ocurrir en nuestra Galaxia cada 200 millones de años, cuando una estrella de grandes dimensiones colapse al finalizar las reacciones termonucleares en su núcleo. Hay estrellas mucho más grandes que el Sol, como CE Tauri, Antares, Betelgeuse, WOH G64, entre otras. Si cualquiera de las estrellas que nos muestran en Abadia Digital colapsase, la energía liberada en el espacio podría acabar con muchos cuerpos celestes, incluida la Tierra.

Keplers Supernova

Cosmofobia por el planeta Nibiru

En septiembre de 2009, se publicó en AstroSociety un artículo completo escrito por David Morrison, sobre el bulo de la cosmofobia entorno a una catastrofe en el año 2012. Todo comienza según el artículo con la astronomía sumeria, en un periodo histórico anterior a la civilización griega y mayor que el que discurre desde el Imperio Romano hasta nuestros dias. Al parecer Nibiru sería un planeta que orbita para 3600 años alrededor del Sol, los sumerios habrían tomado nota de posiciones de cuerpos celestes durante milenios pero no sabían de las órbitas de los planetas, aunque si conocían Urano o Plutón. Parece más creible para los astronomos que todo sea parte de una conspiranoia de ciencia ficción del New Age que incluyen la creencia de visitantes alienígenas a la Tierra, y que sea una invención del escritor Zecharia Sitchin en su libro El duodécimo planeta, publicado en 1976. De hecho, en el artículo en PDF se contestan muchas preguntas sobre el fin del mundo en 2012 y de algunos hoax difundidos en internet, ya que finalmente, tal planeta no existe.

Una alternativa de salvación que probablemente nunca lleguemos a ver ninguno de los que estamos navegando ahora mismo en internet, sería prever la posibilidad de ser atraidos por otra estrella, en una zona más segura del universo o quizá buscar refugio en algún planeta con las condiciones fisico-químicas para que pueda darse la vida.

Solsticio de verano

Publicado por Ignacio con fecha Junio - 21 - 2010 Comentar

Los solsticios son aquellos momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima posición meridional o boreal, es decir, una máxima declinación norte (+23º 27′) y máxima declinación sur (-23º 27′) con respecto al ecuador terrestre. En el solsticio de verano del hemisferio Norte, el Sol alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Cáncer y en el solsticio de invierno alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Capricornio. El solsticio es un término astronómico relacionado con la posición del Sol en el ecuador celeste, el nombre proviene del latín solstitium (sol sistere o sol quieto).

A lo largo del año la posición del Sol vista desde la Tierra se mueve hacia el Norte y el Sur. La existencia de los solsticios está provocada por la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita. En los días de solsticio, la longitud del día y la altura del Sol al mediodía son máximas (en el solsticio de verano) y mínimas (en el solsticio de invierno) comparadas con cualquier otro día del año. En la mayoría de las culturas antiguas se celebraban festivales conmemorativos de los solsticios, que eran reconocidos tras milenios de observación y anotaciones en tablillas de arcilla de las posiciones del Sol y de la Luna. Las observaciones celestes comenzaron en los pueblos del periodo sumerio, se conservaron e incrementaron en el periodo babilonio y fueron actualizados en los reinos mesopotámicos relacionados con egipcios y griegos.

Las fechas de los solsticios son idénticas al paso astronómico de la primavera al verano y del otoño al invierno en zonas templadas. Las fechas del solsticio de invierno y del solsticio de verano están cambiadas para ambos hemisferios. Los sacerdotes astrólogos encargados de las anotaciones en las culturas antiguas en Mesopotamia, tomaban nota de las posiciones del Sol al salir desde el Este, llegar a una altura máxima y ponerse por el Oeste, relacionando los cambios de posiciones de los astros con las estaciones. Además relacionaban la duración de los dias con la inclinación del Sol, descubriendo un día de duración mínima y un día de duración máxima y que dos días al año las noches y los días tenían la misma duración.

Movimiento de la Tierra respecto al Sol
Rotación de la Tierra respecto al Sol

En el día de solsticio, la longitud del día y la altitud del Sol al mediodía son máximas o mínimas respecto a cualquier otro día del año. Los solsticios, momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima posición meridional o boreal, y los dos equinoccios como la intersección del ecuador celeste y la eclíptica -la linea que se traza siguiendo las posiciones del Sol a lo largo del año en un círculo máximo de la esfera celeste-; los cuatro puntos en los que inician las estaciones del año.

El solsticio ocurre regularmente alrededor del 21 de junio y es llamado de verano en el Hemisferio Norte o de invierno en el Hemisferio Sur. El día del solsticio de junio es el día más largo del año en el hemisferio Norte, y el más corto en el hemisferio Sur. En el polo Norte el sol circula el cielo a una altitud constante de 23°.

En el Círculo polar ártico el centro del Sol solamente toca el horizonte del Norte sin ponerse. El sol culmina al Sur, donde alcanza su altitud máxima de 47°. Es el único día en que el sol se mantiene sobre el horizonte durante 24 horas. En el Trópico de Cáncer el sol sale 27° Norte del Este. Culmina al cenit, y se pone 27° Norte del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 13,4 horas.

Solsticio de verano
Iluminación de la Tierra por el Sol en el solsticio de junio.

En el ecuador el sol sale 23° Norte del Este. Culmina al Norte, donde alcanza su altitud máxima de 67°. Se pone 23° Norte del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 12 horas. En el Trópico de Capricornio el sol sale 27° Norte del Este. Culmina al Norte, donde alcanza su altitud máxima de 43,12°. Se pone 27° Norte del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 10,6 horas.

En el Círculo polar antártico el centro del Sol solamente toca el horizonte del Norte sin salir. Es el único día en que el sol se mantiene abajo del horizonte durante 24 horas. En el polo Sur el Sol nunca sale, siempre se mantiene 23° abajo del horizonte.

Deimos 1, satélite espacial y vigilante medioambiental

Publicado por Ignacio con fecha Mayo - 11 - 2010 Comentar

Deimos 1 se convirtió el pasado 29 de julio del 2009 en el primer satélite espacial puesto en órbita por una compañia privada española, DEIMOS Imaging empresa para el diseño, implementación, operaciones y explotación de un sistema espacial completo de Observación de la Tierra. Su director general Pedro Duque, primer astronauta español, junto con un equipo de profesionales muy cualificados a nivel técnico en ingeniería, desarrollan sistemas de teledetección. Desde la página de la compañia Deimos Imaging se pueden ver datos sobre el desempeño del satélite y algunas imágenes tomadas desde el espacio de diversas zonas del planeta Tierra.

satélite Deimos 1

Deimos-1 posee un sensor óptico multiespectral con una resolución de 22 m y un amplio barrido de más de 600 km, sus dimensiones son de 63 x 63 centímetros de tipo cúbico y cerca de 90 kilos de peso. El satélite graba a bordo las imágenes de la Tierra para su posterior volcado en la estación de seguimiento de satélites propia situada en el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid). Deimos Imaging desarrolló el nuevo satélite en colaboración con Surrey Satellite Technology Limited (SSTL) con base en Guildford (Reino Unido), empresa líder en la construcción de pequeños satélites.

Las placas solares que pueden verse en el exterior del satélite en los laterales, sirven para aprovechar la incidencia de rayos solares y abastecerse de energía, las seis cámaras de la parte inferior toman las imágenes y las antenas transmiten estas imágenes a la estación de control. El Deimos-1 está en órbita a 680 kilómetros de altura sobre la superficie terrestre, sobrevolando los polos, va tomando imágenes en el rango visible del espectro de longitudes de onda y en infrarrojo, de una franja de la Tierra de unos 600 kilómetros de ancho, con una resolución de de hasta 20 metros.

El satélite tiene zonas preferentes de barrido y análisis, como son España, y especialmente la región de Castilla y León donde está ubicado el sistema, Portugal, donde la empresa Deimos Engenharia contribuirá a la explotación comercial del mismo y el resto de Europa, donde pretende contribuir al despliegue del programa GMES (Global Monitoring Environment and Security) de la ESA y la Unión Europea.

El satélite está integrado en la constelación internacional DMC (Disaster Monitoring Constellation) que está formada por satélites del Reino Unido, China, Nigeria, Argelia y Turquía, fabricados asimismo por SSTL. El uso combinado de los satélites de esta constelación proporciona una capacidad única de observación de la Tierra, con más de una visita diaria a cualquier lugar del globo. Cada miembro del consorcio posee y opera su propio satélite, mientras co-opera la constelación junto con el resto de países miembros. Este modelo de co-operación permite que la información generada por un satélite pueda ser utilizada por los otros miembros del consorcio.

satélite Deimos 1

El satélite Deimos-1 sirve para dar apoyo a la planificación de riegos, controlar la explotación de los acuíferos, el seguimiento de una sequía, la localización de daños por heladas o granizo, detectar vertidos y áreas inundables, analizar el éxito de la regeneración de áreas quemadas, la detección de incendios forestales o de plagas y la localización de embarcaciones. Con las imágenes se elaboran cartografías donde se analiza la vegetación, el riesgo de incendio, inundación y se ayuda en la agricultura y en definitiva al medio ambiente. El color verde intenso es un buen estado de vegetación, amarillo es moderado, y naranja o rojo son los niveles peores y con mayor posibilidad de incendio.

imágenes satélite Deimos 1

“Queremos proporcionar a los clientes no sólo imágenes, sino información directamente útil sobre, por ejemplo, las necesidades de nutrientes y de agua de los cultivos, indicando al agricultor cuándo, dónde y cuánto abonar”, ha explicado Duque. “También podremos proporcionar datos acerca de incendios forestales o de la cobertura vegetal del territorio y su degradación”. Para él son especialmente interesantes las repercusiones positivas para el medio ambiente que puede proporcionar el Deimos-1, desde esa reducción del abonado o la optimización del riego para evitar el derroche de agua, hasta el control de la deforestación o la vigilancia de vertidos contaminantes.

“Hace 40 años, cuando el hombre llegó a la Luna, había mucha ilusión pensando que se iba a revolucionarlo todo”, ha comentado Duque a propósito del 40 aniversario (el día 16 de julio) del lanzamiento del Apollo 11. “Realmente, hoy en día todo el mundo está informado inmediatamente de lo que ocurre en todo el mundo gracias a los satélites de telecomunicaciones, que han sido una revolución; y mucha gente lleva en el bolsillo un receptor espacial, un sistema de localización por satélite, con el que viajamos sin perder tiempo en buscar a dónde vamos. Pero la revolución actual es la de las aplicaciones de observación de la Tierra: sólo desde el espacio se puede observar todo el planeta, por ejemplo los parámetros del cambio climático, o la vigilancia medioambiental. También es una revolución para la agricultura, porque puede ayudar mucho a mejorar la rentabilidad de los cultivos”.

imágenes satélite Deimos 1

“Está pensado para ser útil para la parcela española normal. No es un satélite espía diseñado ver la matrícula de los vehículos del enemigo, sino para aplicaciones de observación de la Tierra”, comenta Duque. Las instituciones como la UE, a través de la Agencia Europea del Espacio (ESA), están ya en la cartera de clientes de Deimos Imaging, pero la empresa cuenta con que su producto, los informes que sus expertos pueden elaborar a partir de las imágenes del satélite y de modo casi inmediato, sirvan también a muchos agricultores privados, además de organismos como municipios, comunidades autónomas y otros organismos.

Evidentemente el papel del satélite y de los técnicos aeroespaciales es solamente una parte, los ingenieros aeronáuticos indican a otros profesionales, gracias a las imágenes del satélite, como es más conveniente actuar, por ejemplo, indican a los agricultores donde invertir en regadío, donde suministrar abono para mejorar la cosecha, como también indican a los guardias forestales, a las cuadrillas de limpieza de bosques y a las brigadas de extinción de incendios como deben coordinarse para proteger la vegetación de una zona.

“Nuestro sistema de observación de la Tierra incluye, además del satélite, la estación de seguimiento y todo el grupo de expertos, en colaboración con el Laboratorio de Teledetección de la Universidad de Valladolid, capaces de preparar los informes requeridos por cada cliente a partir de las imágenes del Deimos-1“, explica Duque. En Francia, por ejemplo, centenares de miles de hectáreas de cultivo están siendo explotadas con provecho gracias a la información de satélites, si los fertilizantes suponen un porcentaje significativo del coste de la cosecha y se pueden reducir en un 50%, la rentabilidad económica del servicio del satélite es obvia.

Imágenes tomadas por el telescopio Hubble

Publicado por Ignacio con fecha Abril - 27 - 2010 Comentar

El telescopio espacial Hubble lleva orbitando entorno a la atmósfera de la Tierra desde el 24 de abril de 1990, lanzado en la misión STS-31 como un proyecto conjunto de la NASA y de la ESA inaugurando el programa de Grandes Observatorios. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución óptica de 2.0 megapixeles mayor de 0,1 segundos de arco, pese a la velocidad a la que orbita, su precisión es extrema, ofreciendo ventajas sobre los telescopios terrestres, cuya calidad de imagen puede verse comprometida por las turbulencias en la atmosfera, la contaminación lumínica en las grandes ciudades o perder longitudes de onda en el espectro de luz que en el espacio se aprecian.

La NASA anunció en el año 1994 que se había descubierto entre los cuerpos celestes observados por el telescopio Hubble una “nube de gases en forma de disco que gira a la vertiginosa velocidad de 1,9 millones de kilómetros por hora”. Se halla a unos 50 millones de años luz, en el centro de la galaxia M87. Se dice que tiene una masa estimada de entre 2.000 y 3.000 millones de estrellas del tamaño del Sol, pero comprimidas en un espacio del tamaño del sistema solar. Los científicos calculan que el disco de gases tiene una temperatura de 10.000 grados Celsius. La única explicación que puede darse en la actualidad para este fenómeno es la existencia de una enorme fuerza gravitatoria ejercida por un mastodóntico agujero negro, en torno al cual da vueltas el disco. El telescopio Hubble también envió imágenes extraordinarias del cometa Shoemaker-Levy 9 cuando se dirigía a Júpiter, donde se desintegró en julio de 1994. El 11 de agosto del 2008 el telescopio Hubble completó su órbita número 100.000 y el pasado 24 de abril de 2010 cumplió su vigésimo aniversario.

estrella V838

galaxias

espacio exterior profundidad de campo

imagen dual infrarrojos estrella carina

espectroscopia eta carinae

Noticias sobre Hubble y reportes de su desempeño. Galerías de imágenes y videos en SpaceTelescope.

Solsticio de invierno

Publicado por Ignacio con fecha Diciembre - 22 - 2009 Comentar

Los solsticios son aquellos momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima posición meridional o boreal, es decir, una máxima declinación norte (+23º 27′) y máxima declinación sur (-23º 27′) con respecto al ecuador terrestre. Aunque hay un solsticio de verano y uno de invierno, en realidad sus fechas están invertidas según el hemisferio terrestre, al igual que esto influye en las estaciones del año. En el solsticio de invierno el Sol alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Capricornio.

A lo largo del año la posición del Sol vista desde la Tierra se mueve hacia el Norte y el Sur. La existencia de los solsticios está provocada por la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita. Las fechas de los solsticios son idénticas al paso astronómico de la primavera al verano y del otoño al invierno en zonas templadas. Las fechas del solsticio de invierno y del solsticio de verano están cambiadas para ambos hemisferios, ocurre alrededor del 21 de diciembre y es llamado de invierno en el Hemisferio Norte o de verano en el Hemisferio Sur. En el polo Norte el sol nunca sale, siempre se mantiene 23° abajo del horizonte.

Solsticio de invierno

En el Círculo polar ártico el centro del Sol solamente toca el horizonte del Sur sin salir. Es el único día en que el sol se mantiene por debajo del horizonte durante 24 horas. En el Trópico de Cáncer el sol sale 27° Sur del Este. Culmina al Sur, donde alcanza su altitud máxima de 43,12°. Se pone 27° Sur del Oeste. El Sol está sobre el horizonte durante 10,6 horas. En el ecuador el sol sale 23° Sur del Este. Culmina al Sur, donde alcanza su altitud máxima de 68°. Se pone 23° Sur del Oeste. El Sol está sobre el horizonte durante unas 12 horas.

En el Trópico de Capricornio el sol sale 27° Sur del Este. Culmina al cenit, y se pone 27° Sur del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 13,4 horas. En el Círculo polar antártico el centro del Sol solamente toca el horizonte del Sur sin ponerse. El sol culmina al Norte, donde alcanza su altitud máxima de 47°. Es el único día en que el sol se mantiene sobre el horizonte durante 24 horas. En el polo Sur el sol circula el cielo a una altitud constante de 24°.

Leer explicación y tradiciones culturales antiguas respecto a los solsticios en Wikipedia.org