Protestas en Estados Unidos contra el veto migratorio (I)

Publicado en Noticiascon fecha 9 - febrero - 2017

 

El 28 de enero de 2017, la prohibici贸n de entrada a ciudadanos de los pa铆ses vetados caus贸 que decenas de viajeros que llegaban a los Estados Unidos fueran retenidos en varios aeropuertos estadounidenses, as铆 como se impidi贸 a cientos de pasajeros tomar vuelos a los Estados Unidos. Pese al caos y la confusi贸n generada por la aplicaci贸n de la orden ejecutiva no se expuls贸 a los viajeros que ten铆an permiso de residencia permanente, denominados “green card holders”, ni tampoco a quienes ten铆an doble nacionalidad, con pasaporte de al menos un pa铆s no vetado. A煤n as铆 contin煤a la incertidumbre para aquellos extranjeros que podr铆an no ser admitidos, incluso aunque tuvieran un permiso permanente de residencia en Estados Unidos, mientras aquellos que est谩n en el pa铆s temen que no podr谩n salir, incluso temporalmente, dado que si su nacionalidad entra en la lista de pa铆ses vetados u otros de confesi贸n musulmana, no podr谩n regresar. La orden provoc贸 cr铆ticas internacionales, protestas en aeropuertos de las grandes ciudades de Estados Unidos como John F. Kennedy en Nueva York, O’Hare en Chicago, Dulles en Washington, SeaTac en Seattle, Los Angeles, San Francisco, y movilizaciones sociales contra la orden ejecutiva de Trump que se extender谩n en las pr贸ximas semanas bajo los lemas “Not my president”, “I am a Muslim too”, “No Muslim Ban”, “No Ban No Wall”, o en palabras del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio: “We the People, We will have the Final Say”.

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017
Musulmanes rezando en el aeropuerto JFK en protesta por el veto a pa铆ses de confesi贸n isl谩mica.

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017

La Uni贸n Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) present贸 una demanda para revocar judicialmente la medida contra la inmigraci贸n, bas谩ndose en los principios de tolerancia religiosa del liberalismo fundacional de la constituci贸n estadounidense, la libertad de culto, y la primera enmienda a la constituci贸n. El departamento de Seguridad Nacional declar贸 el 28 de enero que la orden hab铆a afectado a “menos de un 1%” de los 325.000 viajeros que hab铆an llegado a aeropuertos estadounidenses, estimando que hubo 375 viajeros afectados, 109 estaban en tr谩nsito y a 173 se les impidi贸 tomar sus vuelos. Donald Trump desvi贸 la atenci贸n de la medida para bloquear la migraci贸n hacia Estados Unidos desde pa铆ses sospechosos de yihadismo se帽alando que los mayores problemas en los aeropuertos fueron causados por un colapso del sistema inform谩tico de Delta Air Lines que provoc贸 la cancelaci贸n de unos 300 vuelos de avi贸n.

Durante el fin de semana del 28 al 29 de enero de 2017, abogados en turno de guardia acudieron al aeropuerto JFK para dar asistencia a los detenidos por la orden ejecutiva, sent谩ndose en el suelo para hacer carteles identific谩ndose como “inmigration lawyers” de modo que los detenidos los pudieran localizar y redactando habeas corpus para tratar de conseguir su inmediata puesta en libertad. En el aeropuerto JFK hab铆a hasta 52 detenidos, los afectados ten铆an situaciones diferentes: hab铆a quienes ten铆an permiso de residencia permanente, denominado “green card”, como visados en regla, como familiares que visitaban a ciudadanos estadounidenses desde alguno de los pa铆ses musulmanes vetados. Pese a la negaci贸n de la administraci贸n de seguridad nacional se confirmaron algunas deportaciones, aunque la gran mayor铆a de los retenidos a su llegada a los aeropuertos fueron liberados y se permiti贸 su entrada en Estados Unidos.

inmigration lawyers airport detentions 2017

inmigration lawyers airport detentions 2017

Algunos viajeros cancelaron vuelos temiendo que no podr铆an regresar a Estados Unidos si sal铆an del pa铆s, al tener nacionalidad de alguno de los pa铆ses vetados a pesar de tener un permiso de residencia permanente o visado en regla, solicitaron la devoluci贸n del importe a las aerol铆neas. Aunque las empresas fueron reticentes al inicio, vieron el beneficio de marca en los trending topics de las redes sociales como Twitter o Facebook, modificando su oferta para proteger a los consumidores afectados.

El baile de cifras prosigui贸 el 31 de enero, cuando el diario The New York Times confront贸 los 109 retenidos seg煤n fuentes gubernamentales hasta 721 personas afectadas, que seg煤n informes de los funcionarios de seguridad era el total de personas retenidas. The Washington Post elev贸 el n煤mero de afectados a 90 000, cifra virtual sacada de la manga cual prestidigitadores, que se corresponde con el n煤mero de visados para viajar a Estados Unidos expedidos en el a帽o 2015 desde los siete pa铆ses vetados. De ah铆 el recrudecimiento de los choques de Trump frente a los medios de comunicaci贸n que favorecieron a Clinton durante la campa帽a electoral se haya agravado, acus谩ndoles de ser “Fake News”, rechazando contestar a sus periodistas, considerando que son dichos medios de comunicaci贸n quienes dividen al pueblo estadounidense y generan crispaci贸n en la sociedad para alentar las protestas contra las medidas ejecutivas del presidente con “anarquistas profesionales, delincuentes y manifestantes pagados por la oposici贸n”.

manifestaci贸n en Harrington contra el veto migratorio a musulmanes, 5 de febrero de 2017

protestas aeropuertos Estados Unidos veto migratorio musulmanes 2017

La orden ejecutiva de Donald Trump prohibiendo la entrada de ciudadanos desde los pa铆ses vetados por ser focos de yihadismo recibi贸 cr铆ticas de la comunidad internacional incluyendo pa铆ses que hist贸ricamente han sido aliados de Estados Unidos. El primer ministro de Canad谩, Justin Trudeau, asegur贸 que Canad谩 seguir铆a dando asilo a refugiados sirios e inmigrantes desplazados por las guerras en Oriente Medio sin importar su confesi贸n religiosa. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se mostr贸 reticente a condenar el decreto, declarando que las pol铆ticas en inmigraci贸n eran responsabilidad del gobierno de cada pa铆s, al haber mantenido una entrevista con Donald Trump el d铆a anterior, desarroll谩ndose protestas para que el presidente de Estados Unidos no fuera recibido en el parlamento brit谩nico. Mandatarios europeos se quejaron de que Estados Unidos pon铆a a la Uni贸n Europea en una situaci贸n dif铆cil por la crisis de refugiados. Los ministros de Asuntos Exteriores de Francia y Alemania declararon que dar asentamiento a los refugiados que escapan de la guerra era un deber; dada la cristiandad de Estados Unidos como la de Europa, invocaron el valor cristiano del amor al pr贸jimo; el papa Francisco record贸 que todos somos migrantes por lo que deber铆amos tratar a los for谩neos como nos gustar铆a que nos trataran en su tierra. La sociedad hebrea de ayuda al inmigrante se uni贸 a las protestas, expresando su repulsa a la orden ejecutiva de Trump aprobada deliberadamente en el d铆a internacional en memoria de las v铆ctimas del holocausto, seg煤n muchos portavoces con la intenci贸n de incitar al odio y alentar el antisemitismo.

De forma hip贸crita evitaron recordar que la Uni贸n Europea no hab铆a cumplido con sus compromisos respecto al n煤mero de refugiados sirios que cada pa铆s deb铆a acoger, que el Mediterr谩neo es el mayor cementerio del mundo por los miles de inmigrantes ahogados que intentan llegar a costas europeas, omitiendo incluso el despreciable y ruin pacto de la Uni贸n Europea con Turqu铆a para delegar el bloqueo migratorio de m谩s desplazados por la guerra en Siria, evitando que desde la frontera turca pudieran alcanzar Grecia, de manera similar a las barreras migratorias en Ceuta y Melilla que el gobierno espa帽ol tiene con Marruecos, a sabiendas de que ni Turqu铆a ni Marruecos son pa铆ses cuyos cuerpos de seguridad estatales sean garantes de protecci贸n civil ni respeto por los derechos humanos. Malcolm Turnbull, primer ministro australiano, evit贸 posicionarse considerando que no era su cometido criticar las 贸rdenes ejecutivas de Estados Unidos. Sin embargo, Trump emple贸 su tribuna en Twitter para burlarse de que 茅l fuera a responsabilizarse del acuerdo entre Turnbull y Obama, consistente en acoger a 1250 demandantes de asilo desde los territorios de ultramar de Australia en los centros de detenci贸n de extranjeros situados en Manus Island y Nauru. Trump brome贸 diciendo que estudiar铆a ese “acuerdo est煤pido”.

Un comandante de la fuerza a茅rea iraqu铆 mostr贸 su inquietud dado que el veto a su pa铆s afectar铆a incluso a los miembros de los cuerpos de seguridad como los pilotos militares iraqu铆es entrenados en Estados Unidos que son destinados en misiones para combatir el terrorismo del Estado Isl谩mico (ISIS) en Oriente Medio. Jeffrey Buchalter, instructor de polic铆a del departamento de seguridad nacional y veterano militar que sirvi贸 en Iraq, estaba escuchando las noticias a trav茅s de MSNBC cuando se enter贸 de que un iraqu铆 que hab铆a trabajado como int茅rprete para las fuerzas armadas estadounidenses, estaba retenido en el aeropuerto. Haber servido en Iraq tras la invasi贸n ilegal encabezada por Estados Unidos le cost贸 caro como a otros militares: fue condecorado por heridas de arma de fuego y aparatos explosivos. Le diagnosticaron hernia discal, traumatismo craneoencef谩lico y trastorno de estr茅s post-traum谩tico; pas贸 2 a帽os y medio de rehabilitaci贸n en el centro m茅dico Walter Reed Army para recuperarse. Padre de un ni帽o y una ni帽a, todav铆a cree que sigue vivo en parte por el trabajo de los int茅rpretes iraqu铆es que guiaban a las tropas. As铆 que llevo a sus hijos con 茅l en un trayecto de dos horas en coche hasta el aeropuerto de Dulles en las afueras de Washington, D.C., donde, por primera vez en su vida, se unir铆a a una protesta.

Jeffrey Buchalter Dulles Washington Airport 2017
Jeffrey Buchalter, veterano militar con cuatro corazones p煤rpura, la condecoraci贸n militar m谩s antigua de las fuerzas armadas estadounidenses a los heridos en combate.

Hameed Khalid Darweesh, iraqu铆 de 53 a帽os de edad, fue detenido a su llegada al aeropuerto John Fitzgerald Kennedy en Nueva York, pese a portar un visado especial otorgado a traductores e int茅rpretes de las fuerzas armadas estadounidenses que hab铆an trabajado m谩s de una d茅cada cumpliendo lo que oficiales estadounidenses consideraron un “leal y valioso servicio a los Estados Unidos en Iraq”, seg煤n American Civil Liberties Union (ACLU). Darweesh hab铆a trabajado como int茅rprete para las tropas estadounidenses en Iraq entre los a帽os 2003 a 2013, continuando su servicio de forma ininterrumpida a pesar de que durante a帽os hubo asesinatos de compa帽eros de trabajo por dar apoyo a la invasi贸n ilegal de Estados Unidos en Iraq, en la cual participaron en coalici贸n Reino Unido y Espa帽a, tras la funesta alianza en las Azores entre Bush, Blair y Aznar, criminales de guerra siempre impunes. Darweesh quer铆a emigrar a Estados Unidos y comenzar una nueva etapa en su vida, realizando durante dos a帽os los tr谩mites administrativos para obtener un visado en regla, con entrevistas y ex谩menes para evaluar si pod铆a ser sospechoso de terrorismo.

Los veteranos de guerra se enfurecieron al conocer las circunstancias de la detenci贸n de Darweesh. 鈥淟a idea de que vayamos a detener y deportar a iraqu铆es que pusieron su vida en primera l铆nea junto a tropas estadounidenses como yo es ignominiosa鈥 declar贸 Jon Soltz, decano del comit茅 de acci贸n pol铆tica de los veteranos de Iraq, VoteVets. La junta realiz贸 una petici贸n a Trump para rescindir las restricciones migratorias sobre los visados de los int茅rpretes militares que llegan a Estados Unidos.

Darweesh Emergency Motion 2017

Entre aquellos indignados con el trato dado a Darweesh estaba su antiguo compa帽ero de la divisi贸n 101st Airborne, Brandon Friedman, que conoci贸 a Darweesh cuando el pelot贸n de infanter铆a del cual era teniente entr贸 en Bagdad para expulsar a las tropas del dictador Saddam Hussein, que control贸 Iraq entre 1979 y 2003, sin poder soslayarse que despu茅s de la revoluci贸n iran铆 de 1979, su r茅gimen fue apoyado por Estados Unidos en la guerra contra Ir谩n (1980-1988), si bien pas贸 a ser enemigo de Estados Unidos en 1991 en la guerra del Golfo P茅rsico por su enfrentamiento por la extracci贸n de pozos petroleros contra Kuwait y Emiratos 脕rabes Unidos, y tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 se prepar贸 la invasi贸n de Iraq y su captura para ser condenado a muerte por cr铆menes contra la humanidad, atribuy茅ndole adem谩s la autor铆a del genocidio kurdo al norte de Iraq y las masacres de su polic铆a secreta y militares sobre las poblaciones chi铆es.

El ministro de asuntos exteriores de Ir谩n calific贸 la medida como una ofensa para el mundo isl谩mico, considerando adem谩s que ser铆a contraproducente para combatir el terrorismo. Anunci贸 que Ir谩n tomar铆a medidas rec铆procas -vetar por el mismo periodo a viajeros estadounidenses- para salvaguardar los derechos de sus ciudadanos. Desde la campa帽a electoral, Trump mostr贸 sus desavenencias hacia Ir谩n, reprochando los acuerdos de la administraci贸n de Obama para frenar el programa de armamento nuclear en Ir谩n devolviendo al pa铆s chi铆 las inversiones en Estados Unidos, mostrando debilidad ante el chantaje de la futura producci贸n de armas at贸micas. El programa nuclear de Ir谩n comenz贸 en la d茅cada de 1950-60, durante la Guerra Fr铆a y en oposici贸n a la Uni贸n Sovi茅tica, bajo el programa 脕tomos para la Paz se firm贸 un acuerdo de cooperaci贸n nuclear civil. Tras el derrocamiento del primer ministro democr谩ticamente electo Mohammad Mosaddeq en 1953 y la expulsi贸n de los nacionalistas isl谩micos, apoyado por el Servicio de Inteligencia Secreta Brit谩nico y la CIA, el mandato del Sah Mohammad Reza Pahlevi recibi贸 el auspicio de Estados Unidos y las potencias occidentales con el prop贸sito de que Ir谩n produjera energ铆a el茅ctrica con centrales nucleares. En marzo de 1974, el Sah se refiri贸 al futuro agotamiento de las reservas de combustibles f贸siles, a pesar de que el territorio de Ir谩n est谩 entre los pa铆ses con m谩s petr贸leo y gas del mundo, el monarca anunci贸 entonces que Ir谩n ten铆a previsto producir, antes del a帽o 2000, hasta 23 000 megavatios de electricidad usando plantas nucleares. En esa etapa hist贸rica de modernizaci贸n y occidentalizaci贸n de Ir谩n subyac铆an intereses econ贸micos dado que empresas como Bonn Kraftwerk Union AG, ThyssenKrupp, o General Electric ten铆an contratos para la construcci贸n de las estructuras y tecnolog铆a de las centrales nucleares iran铆es, los pa铆ses occidentales consideraban el r茅gimen iran铆 suficientemente amistoso como para reservarse importar buena parte de su petr贸leo, que entonces ten铆a una producci贸n de seis millones de barriles (950.000 m鲁) de crudo al d铆a, poniendo de manifiesto los experimentos geopol铆ticos que hist贸ricamente han hecho las potencias occidentales en oriente medio y el golfo p茅rsico.

Despu茅s de la revoluci贸n iran铆 de 1979 liderada por el Ayatol谩 Ruhollah Jomeini, las relaciones diplom谩ticas se deterioraron, Ir谩n pas贸 de estar regida por la dinast铆a Pahlevi, vestigio del imperialismo persa, cuya monarqu铆a era favorable a los negocios con las potencias occidentales, a ser una rep煤blica constitucional isl谩mica chi铆, bajo la tutela de wilayat faqih, la direcci贸n espiritual de los Imames, con un sabio religioso que haya demostrado su conocimiento de la ley isl谩mica o Sharia, por encima del presidente gobernante, que rechaz贸 radicalmente continuar con las pol铆ticas de negocios con los pa铆ses occidentales, de quienes hab铆a sido t铆tere la dinast铆a Pahlevi, que desde finales del siglo XIX hab铆a concedido el monopolio del tabaco a una empresa brit谩nica y a lo largo del siglo XX suprimi贸 las leyes isl谩micas para prohibir la vestimenta rigorista en las mujeres y a trav茅s de la polic铆a secreta de seguridad nacional, masacr贸 y tortur贸 a los rebeldes chi铆es. La hostilidad de la rep煤blica moderna de Ir谩n y su orden teocr谩tico se manifest贸 en noviembre de 1979 cuando cientos de seguidores de Jomeini asaltaron la embajada de Estados Unidos en Teher谩n como protesta ante el intervencionismo estadounidense, tomando como rehenes a m谩s de cincuenta ciudadanos y diplom谩ticos estadounidenses. Los rebeldes chi铆es exig铆an que Estados Unidos extraditara al Sah, quien recib铆a tratamiento m茅dico y asilo, para juzgarlo en Ir谩n por cr铆menes cometidos durante su reinado sobre los ciudadanos con su polic铆a secreta, denominada SAVAK. A la vista de las consecuencias del fundamentalismo isl谩mico, el expresidente estadounidense Carter rompi贸 relaciones diplom谩ticas con Ir谩n e impuso en abril de 1980 un embargo comercial, exceptuando medicinas y alimentos; los fondos iran铆es en bancos estadounidenses quedaban congelados y contabilizados para indemnizar a los rehenes al ser liberados y pagar las demandas de las empresas estadounidenses contra Ir谩n.

Al utilizar el programa nuclear para obtener plutonio y uranio enriquecido, con los que fabricar armamento at贸mico, Ir谩n recibi贸 el rechazo de la comunidad internacional. Estados Unidos inst贸 al Organismo Internacional de Energ铆a At贸mica a terminar su cooperaci贸n en el programa nuclear iran铆, las empresas que ten铆an contratos previos a la revoluci贸n de 1979 decidieron retirarse de los proyectos de construcci贸n de los reactores nucleares, dej谩ndolos incompletos. Ir谩n no encontr贸 socios entre los pa铆ses europeos, pero tras la ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica recibi贸 apoyo de Rusia y China en sus avances de enriquecimiento de uranio, aunque pese a las crisis diplom谩ticas de la primera d茅cada del siglo XXI nunca se lleg贸 a demostrar que Ir谩n tuviera bombas nucleares pero tampoco que el avance de su programa s贸lo les permit铆a tener energ铆a at贸mica con uso civil; los informes del OIEA afirmaron que Ir谩n hab铆a investigado sobre armamento. El Consejo de Seguridad de la ONU elabor贸 un marco legal entre 2006 y 2010 para prohibir la venta de armamento a Ir谩n, as铆 como dar tecnolog铆a que les permitiera lanzar misiles con cargas nucleares. La Uni贸n Europea y Estados Unidos mantuvieron embargos y prohibiciones financieras como el bloqueo del dinero de clientes iran铆es en bancos extranjeros, la restricci贸n comercial sobre las importaciones desde Ir谩n, y sanciones a quienes dieran suministro a Ir谩n para su programa de armamento.

A inicios de 2016 la administraci贸n de Obama logr贸 un acuerdo diplom谩tico con Ir谩n para detener su programa de armamento nuclear, con supervisiones del OIEA para comprobar el debido cumplimiento del pacto. Estados Unidos devolver铆a gradualmente el dinero bloqueado en sus bancos a clientes iran铆es, por m谩s de 50.000 millones de d贸lares, adem谩s de abrir el mercado a las exportaciones de Ir谩n a otros pa铆ses, notablemente su petr贸leo que alcanza 2,7 millones de barriles diarios disponibles para exportaci贸n con el benepl谩cito de la OPEP, tambi茅n devolvi贸 1.700 millones de d贸lares a la rep煤blica isl谩mica chi铆 como antiguo reembolso del dinero que hab铆a entregado el r茅gimen del sah Mohammad Reza Pahlevi para comprar equipamiento militar, antes de la revoluci贸n iran铆 de 1979. Ir谩n recibi贸 su primer Airbus 321, del total de 100 aeronaves que ha encargado. Boeing anunci贸 la venta de otros 50 aviones a Homa, la compa帽铆a a茅rea de Ir谩n, cuya primera entrega est谩 prevista en 2018, de modo que se reactive la aerol铆nea nacional frente al gasto de ciudadanos iran铆es en empresas extranjeras para viajar.

El 1 de febrero de 2017, Emiratos 脕rabes Unidos fue el primer pa铆s musulm谩n que respald贸 la orden ejecutiva de Donald Trump, a trav茅s del ministro de asuntos exteriores, Sheikh Abdullah bin Zayed Al Nahyan, quien declar贸 que la mayor铆a de los pa铆ses de confesi贸n musulmana no estaban vetados dentro de la orden ejecutiva, medida que calific贸 de temporal y decisi贸n soberana de Estados Unidos. Esta semana se inaugur贸 el Trump International Golf Club en Dubai, Emiratos 脕rabes Unidos, ubicado en el centro de Akoya, una extensa urbanizaci贸n de DAMAC Properties, promotora inmobiliaria de Hussain Sajwani, que fue invitado junto a sus familiares al resort hotelero de Trump en Mar-a-Lago para celebrar fin de a帽o. Sin embargo, cuando todav铆a en las primarias republicanas Donald Trump prometi贸 que como medida de seguridad nacional prohibir铆a la inmigraci贸n desde todos los pa铆ses musulmanes y elaborar铆a un censo en Estados Unidos para identificar a sospechosos de yihadismo, las letras doradas en 谩rabe con el apellido Trump fueron retiradas del exterior de la obra y los carteles de publicidad con Trump luciendo swing para promocionar la futura inauguraci贸n del campo de golf y selecto club de caballeros, fueron retirados de la avenida Jeque Zayed, en Dub谩i. S贸lo en la segunda semana de febrero de 2017 unos operarios volvieron a colocar las letras doradas con el apellido del presidente estadounidense cuando hab铆a luz verde para la inauguraci贸n, a la cual acudieron los hijos mayores de Trump en representaci贸n.

publicidad



Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

Si te parece interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados. Puedes consultar debajo otras entradas relacionadas.

Escribir comentario




;-) :wikipedia: :tears: :supermario: :shutupandtakemymoney: :sad: :rubor: :rolleyes: :rock: :razz: :pacman: :omg: :odd: :nice: :nibble: :mrgreen: :lol: :linux: :linkzelda: :like: :here: :google: :github: :firefox: :evil: :enojado: :devianart: :chrome: :bomberman: :bender: :apple: :android: :ajedrez: :-S :-O :-D :-8