Costes de producción para iPhone y Samsung Galaxy S

Publicado en Tecnologíacon fecha 6 - diciembre - 2014

 

IEEE Spectrum ha publicado un artículo titulado The Smartphone Recipe que toma un análisis de Brandon Palacio en Teardown, donde se buscan los cambios en los costes de fabricación que han seguido Apple y Samsung al producir sus generaciones de smartphones, desde iPhone 3G hasta iPhone 6 y desde Samsung Galaxy S hasta Samsung Galaxy S5, disputándose año tras año el podio de la gama más alta en teléfonos inteligentes. Mediante una infografía interactiva se puede ver en qué campos, a saber: sensores, batería, mecánica, memoria, ensamblaje, testeo, pantalla, núcleo electrónico, conectividad, cámara, han gastado más al producir los smartphones y cual ha sido la inversión económica prioritaria en generaciones posteriores, buscando la demanda del consumidor.

Las partes más costosas de fabricar son el núcleo de componentes electrónicos (25%), los materiales del diseño (23%), la pantalla (20%), mientras los gastos en sensores (2%) y la conectividad (3%) son mínimos. Se puede apreciar cómo Apple mejoró los costes de producción desde iPhone 3G al modelo 3GS, ya que el iPhone 3G era más caro de producir (187.44 USD) que el iPhone 4 (177.45 USD) y 4S (182.62 USD). Todas las generaciones posteriores van escaladas en coste total de producción, hasta los 226.07 USD del iPhone 6. En el año 2010 iPhone 4 estrenó cámaras duales con flash LED por lo que los costes en la cámara pasaron del 3% al 8% del total, algo sostenido en generaciones posteriores. Hasta principios del año 2010 la mayor parte de los modelos de teléfonos seguían teniendo una sola cámara, trasera para fotografía y vídeo de resolución media. Más adelante todos los modelos de smartphones han incorporado dos cámaras, frontal para videollamada y trasera para mayor resolución en fotos y grabación de vídeo. En 2012 al estrenar iPhone 5 la conectividad con redes de alta velocidad móvil LTE aumentó el coste en electrónica. Al introducir Touch ID como identificación por huella dactilar en el botón inferior, aumentó ligeramente el coste de sensores, igual que al introducir el sistema NFC de pagos electrónicos y por el uso de aluminio en el diseño.

costes de producción Apple iPhone y Samsung Galaxy S

Samsung ya gastaba en sus cámaras más que Apple pero pasó de 9-11% al incorporar las cámaras duales en Samsung Galaxy S2, el modelo S3 se benefició del bajón de precio del procesador Intel que llevaba el predecesor por lo que los costes del núcleo electrónico se redujeron de 45.52 USD a 39 USD por teléfono. El modelo Samsung Galaxy S4 introdujo uniformemente las redes de alta velocidad LTE/CDMA aumentando el coste electrónico pero fue reducido finalmente en el último modelo Galaxy S5, pese a que en total cuesta casi lo mismo fabricarlos: 214.54 y 215.44 USD, frente al aumento total de costes más escalado en generaciones previas.

El coste de la memoria RAM y el espacio baja ligeramente con los años, sobre todo desde 2011, como ocurre en todo dispositivo con el almacenamiento de datos en discos/tarjetas y más en general en el hardware. El resto de campos mantienen sus porcentajes de costes en la fabricación.

Tras estos datos y teniendo los precios de los terminales libres se puede hacer la diferencia para examinar el margen de beneficio que han obtenido Apple y Samsung con sus smartphones premium. El estudio no establece diferencias por las versiones con almacenamiento, 16/64/128 GB que hace que el precio aumente de 100 en 100 pese a que esta parte del hardware es barata y tampoco incluye el iPhone 6 Plus entre los datos. La versión de 16 GB de iphone 6 libre, sin contrato con operadoras, sale por 650 USD, lo que daría la friolera de 422 USD de beneficio, en el caso de Samsung Galaxy S5 es próximo, unos 385 USD de beneficio si tomamos el terminal libre por un precio de 600 USD. Evidentemente ni Apple ni Samsung se embolsan eso por cada unidad vendida, de un lado porque la mayor parte de los consumidores occidentales no compran los terminales de gama alta libres, sino con contrato de hasta 2 años y cuota mensual según tarifa de datos con operadoras de telefonía móvil y además eso sería sin contar los gastos del pack que se envía con el teléfono más la logística, publicidad, eventos de presentación, etc. Aún así Apple y Samsung son las dos empresas que tienen el mejor margen de beneficio y son más eficientes vendiendo smartphones de gama alta.

Fuente del gráfico: Apple’s and Samsung’s Changing Smartphone Recipes.

publicidad



Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

Si te parece interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados. Puedes consultar debajo otras entradas relacionadas.

Escribir comentario




;-) :wikipedia: :tears: :supermario: :shutupandtakemymoney: :sad: :rubor: :rolleyes: :rock: :razz: :pacman: :omg: :odd: :nice: :nibble: :mrgreen: :lol: :linux: :linkzelda: :like: :here: :google: :github: :firefox: :evil: :enojado: :devianart: :chrome: :bomberman: :bender: :apple: :android: :ajedrez: :-S :-O :-D :-8