En memoria de Steve Jobs (1955 – 2011)

Publicado en Noticiascon fecha 10 - octubre - 2011

 

Frente a la falsa conciencia barnizada con la esperanza puesta en una vida después de la muerte, sólo la memoria colectiva puede salvar a un sujeto. Tras conocerse la muerte de Steve Jobs el pasado miércoles 5 de octubre de 2011, a la edad de 56 años en Palo Alto, California, siendo visible un breve comunicado en la web corporativa de Apple, la tienda Apple Store situada en la Quinta Avenida con la calle 59 de New York, se llenó de ramos de flores y manzanas el pasado día 6 de octubre. En internet, sobretodo a través del social media, separado de las informaciones de los periódicos, numerosos tributos e infografías sobre la vida de Steve Jobs han circulado, volcándose en rescatar en la memoria la figura del tecnólogo, destacando su carácter innovador, visionario, en la revolución electrónica desde los computadores personales (Apple I, Apple II, NeXT computer, Macintosh, iMac, el sistema operativo Mac OS X), la telefonía móvil (iPhone, desde el año 2007), la música (reproductores iPod, servicio de canciones iTunes), la tablet de gama alta iPad y los servicios online (iCloud) que se están desarrollando en cloud computing. Steven Spielberg y Bob Iger, presidente de Disney, han cubierto quizá lo que menos se suele mencionar de la trayectoria empresarial de Steve Jobs, su participación en empresas de animación como Pixar Studios, filial de Lucas Film, a partir de la cual se desarrolló la película Toy Story, además de otros grandes títulos de animación como Buscando a Nemo o Monsters.

Steve Jobs

Steve Jobs

Flores y manzanas por la muerte de Steve Jobs en la tienda Apple Store situada en la Quinta Avenida con la calle 59 de New York

Flores y manzanas por la muerte de Steve Jobs en la tienda Apple Store situada en la Quinta Avenida con la calle 59 de New York

Wikipedia sigue desarrollando su artículo sobre Steve Jobs, su biografía, referencias a noticias online, añadiendo además citas de otras figuras como Steve Wozniak, Bill Gates, Sergey Brin, Larry Page, que compartieron trayectoria y competición económica en la formación de las empresas Apple, Microsoft, Google, cronológicamente posteriores a gigantes como IBM o Hewlett-Packard, que tuvo especial influencia en los proyectos de juventud de Steve Jobs. Frente a las declaraciones del presidente de Estados Unidos Barack Obama o Sean Parker, creador de Napster, para ensalzar la figura de Steve Jobs como un icono del ingenio estadounidense o el self-made man, algo que sin nacionalismo sería coherente con su biografía desde la misma infancia, azarosa sin ponerse mitómano como la de un niño expósito, los tecnólogos como Mark Zuckerberg, Steve Case, Jerry Yang, Michael Dell, que han fundado grandes empresas más centradas en internet al igual que en informática y electrónica de consumo, han sido más prudentes, centrándose en su relación con Steve Jobs a nivel personal y como competidor.

La nota de acidez más mencionada se encuentra en el timeline de anotaciones sobre temas políticos de Richard Stallman, donde se lamenta que la peligrosa influencia que empresarios como Steve Jobs han ejercido en computación, por el software propietario y la dependencia edulcorada por productos informáticos y servicios de cloud computing, se mantendrá en los próximos años. La capacidad emprendedora de Steve Jobs ha estado respaldada por una reputación de duro negociador, directivo autoritario, incluso superando a Bill Gates, uno de los tecnológos más prósperos y más odiados del mundo, pese a su fundación dedicada a la filantropía, en la que se ha esforzado junto con su esposa. Steve Jobs se quejó en muchas ocasiones desde la última década del siglo veinte en la falta de innovación de empresas como Microsoft que dominaban el mercado de la informática sin ofrecer productos punteros a los usuarios y copiando posteriormente a otras empresas, como Apple, es un tópico en la biografía de Steve Jobs cómo dejó la universidad tan sólo un semestre después de comenzar, estudiando caligrafía en Reed College y cómo una década después en el diseño de Macintosh esto le ayudó al añadir las fuentes a la computadora. Más recientemente había tenido enfrentamientos con Samsung por el diseño de las computadoras tablet, en relación al modelo Samsung Galaxy Tab 10.1. Se han escrito libros sobre la personalidad de Steve Jobs y se han realizado películas sobre la competición entre las empresas Apple y Microsoft, notablemente Piratas de Silicon Valley, aunque quizá tras la muerte de Steve Jobs muchos han recordado el artículo publicado el 11 de marzo de 2011 por Martin Varsavsky sobre las personalidades de ambos empresarios.

“Antes de conocer a Steve Jobs, para mi era un ídolo. Antes de conocer a Bill Gates, para mi era un monopolista en proceso de reformarse. Pero los encuentros en diversos momentos y de unos 90 minutos cada uno cambiaron mi opinión. Ahora diría que Bill Gates es un hombre extraordinario, con una curiosidad ilimitada por lo que le ocurre al resto de la humanidad, con un espíritu filantrópico único en el mundo y una vocación para dejar este planeta mejor que como lo encontró. Si, sabemos que en su época en Microsoft fue un duro negociador, pero su fortuna, que ahora está donando, viene de haber creado un enorme ecosistema de colaboradores y empresas como Dell, HP y muchas otras que aún viven de Microsoft.

En cambio, Steve Jobs, con quien estuve a solas negociando un posible acuerdo entre Fon y Apple como el que hicimos entre Fon y Google, me dio la impresión opuesta. En el trato, me pareció una persona de una agresividad innecesaria, con capacidad para el maltrato, arrogante, que negocia de una manera intransigente como si no tuviera la mitad del éxito que tiene. O consigue hacer un acuerdo como el quiere o no lo hace. Cuando debate exagera, trata de argumentar sus puntos con cualquier comentario sin que realmente estén apoyados en hechos. Steve Jobs es un genio del diseño y de la comunicación hasta el punto de que yo mismo creía que conocerle iba a ser espectacular. Pero fue lo contrario. Terminé discutiendo con el durante 90 minutos y de una manera incómoda. En Fon hicimos acuerdos con Skype, eBay, Google, BT, Softbank y muchas otras empresas sin ningún problema, y nos llevamos bien con todos, pero con Apple no llegamos a ningún lado.”

Dentro de las posiciones opuestas a la lluvia de elogios desmesurados sobre la capacidad empresarial e innovadora de Jobs y su figura como self-made-man, también está un artículo en el diario español Público, El otro Steve Jobs, donde se señala cómo Apple aprovechó como tantas otras empresas multinacionales la globalización para obtener mano de obra barata en la producción de electrónica, concretamente en Shenzen, China, a través de la empresa Foxconn, en cuyas fábricas se han producido suicidios de trabajadores, a raíz de lo cual se cuestionó la dureza de las condiciones laborales.

Apple, la empresa de Steve Jobs, no fabrica sus productos en EEUU. Lo hace en Shenzen, una ciudad de China conocida como el Silicon Valley chino, donde trabajan 420.000 trabajadores en condiciones miserables. El grupo empresarial Foxconn dirige tal conglomerado de industrias que producen aparatos electrónicos. En este lugar, incluidas las fábricas de Apple, se explota brutalmente a sus trabajadores (no es extraño que trabajen seis días a la semana 16 horas al día) en condiciones militares en sus cadenas de montaje. Existe un ambiente de terror bien documentado por la obra de Mike Daisey (The agony and the ecstasi of Steve Jobs) en ninguna parte mencionada en la bacanal de elogios escritos a razón del homenaje a su figura.

Su fortuna personal (estimada en 8.500 millones de dólares) y los enormes beneficios de su empresa se basaban, en parte, en esta súper explotación de otros seres humanos. El número de suicidios, consecuencia de las horribles condiciones de trabajo, ha sido denunciado en varios medios internacionales. Según el diario londinense Daily Mail, a los trabajadores de las fábricas de Apple en China se les fuerza a firmar un contrato en el que se comprometen, ellos y sus familias, a no denunciar y a no llevar a la compañía a los tribunales en caso de accidente, daño, muerte o suicidio.

A nivel de logros concretos en la industria electrónica, el diario NY Times dedicó una página a las más de trescientas patentes que disfruta Apple por las innovaciones de Steve Jobs, piedras miliares en una magnífica tabla del editor Shan Carter, establecida por categorías como ordenadores de sobremesa, iPods, dispositivos móviles basados en iOS, laptops, periféricos como ratón y teclado, Macintosh, Apple TV, así como mejoras sucesivas de diseño en los aparatos.

Patentes aportadas por Steve Jobs a Apple

Wired ha dedicado varios artículos sobre Steve Jobs, el contenido editorial principal es una biografía con videos que destaca la personalidad emprendedora y la determinación de Steve Jobs, con los momentos que han jalonado su trayectoria empresarial, incluyendo un artículo sobre su exilio tras el enfrentamiento con la cúpula de Apple en 1985, la periodista Betsy Morris destaca entrevistas que realizó al directivo de Apple donde se mostraba a la vez un hombre familiar y un empresario que no podía desconectar nunca, haciéndose dolorosas las vacaciones.

Después de que Steve Jobs dejase su puesto a finales del pasado mes de agosto siendo sustituido por Tim Cook como CEO de Apple y posteriormente tras la publicación morbosa de una fotografía en TMZ.com donde Steve Jobs aparecía demacrado, con extrema delgadez, muchas personas se esperaron que después de años luchando con su cáncer de páncreas, llegase lo peor, ya que incluso estando enfermo desde el año 2004 no dejó salvo en periodos intermitentes su puesto en Apple. Además de predecir las tendencias de monopolio entre las grandes empresas de tecnología, la dureza en la competición innovadora llevada a los límites que hemos visto recientemente con la guerra de patentes, hacer revisar el factor determinante de los recursos financieros para producir innovaciones en computadoras personales, reproductores y teléfonos móviles potentes, de diseño elegante y fáciles de usar, Steve Jobs es especialmente recordado por el discurso del año 2005 en la Universidad de Stanford, donde trató de mostrar de manera cercana su periplo vital además de prender la mecha entre los estudiantes en su ceremonia de graduación:

“Remembering that I’ll be dead soon is the most important tool I’ve ever encountered to help me make the big choices in life. Because almost everything—all external expectations, all pride, all fear of embarrassment or failure – these things just fall away in the face of death, leaving only what is truly important. Remembering that you are going to die is the best way I know to avoid the trap of thinking you have something to lose. You are already naked. There is no reason not to follow your heart. Stay hungry. Stay foolish.”

Entre los mejores tributos que la red ha entregado a Steve Jobs, mucho más interesante que leer los tweets sobre qué estaba haciendo cada cual con sus gadgets el pasado miércoles al difundirse la noticia, son los trabajos de dibujantes y diseñadores de Devianart.

Tributo a Steve Jobs
Dibujo y diseño digital de ZePaulo

Tributo a Steve Jobs
Dibujo y diseño digital de Daraku48

publicidad



Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

Si te parece interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados. Puedes consultar debajo otras entradas relacionadas.

Escribir comentario




;-) :wikipedia: :tears: :supermario: :shutupandtakemymoney: :sad: :rubor: :rolleyes: :rock: :razz: :pacman: :omg: :odd: :nice: :nibble: :mrgreen: :lol: :linux: :linkzelda: :like: :here: :google: :firefox: :evil: :enojado: :devianart: :bomberman: :bender: :ajedrez: :-S :-O :-D :-8