Retomando el vuelo en un aeroplano Bleriot XI de principios del siglo XX

Publicado con fecha 16 - Junio - 2011

La historia de la aviación tuvo su punto de inflexión a partir de los desarrollos de aeroplanos de los hermanos Wright, quienes a finales de la década de 1890, habían empleado sus esfuerzos en mecánica y termodinámica para diseñar un aeroplano que pudiese despegar y volar por medios propios, con motor y no meramente planear según las corrientes de viento. El avión que fabricaron los hermanos Wright era un biplano al que denominaron Flyer; en la plaza del piloto, éste permanecía echado sobre el ala inferior del avión, mientras que el motor se situaba a la derecha, y hacía girar dos hélices localizadas entre las alas. La técnica del alabeo consistía en cuerdas atadas a las puntas de las alas, de las que el piloto podía tirar o soltar, permitiendo al avión girar a través del eje longitudinal y vertical, lo que permitía que el piloto tuviera el control del avión. El aeroplano Flyer estaba dotado de maniobrabilidad longitudinal y vertical, donde el control era realizado a través de la fuerza del propio tripulante, realizando su primer vuelo público documentado como exitoso el 17 de diciembre de 1903 con Orville Wright como piloto. Los hermanos Wright utilizaron raíles para mantener el aparato en su trayecto, y una catapulta para impulsarlo. El avión ganó altitud al acabar el recorrido sobre los raíles, alcanzando una altura máxima de 37 metros, y una velocidad media de 48 km/h durante los 12 segundos que duró el vuelo, aterrizando aparatosamente sin un deslizamiento amortiguado.

En el año 1909, Louis Bleriot, un ingeniero y aviador francés completó un vuelo con un aeroplano que se desplazaba con un motor de 24 caballos, durante el cual atravesó el canal de la Mancha hasta Gran Bretaña entre las ciudades de Calais y Dover, cuando los aviones ya lograban mantener vuelos de entre 35 y 45 minutos a velocidades superiores a 70km/h, todo un salto cualitativo y cuantitativo antes de completar la primera década del siglo XX. La hazaña le permitió ganar el concurso de mil libras propuesto por London Daily Mail para espolear a los mecánicos empleados en un momento histórico clave de los procesos tecnológicos y de la imagen con el advenimiento del cine. Un aeroplano modelo Bleriot XI con motor tricilíndrico Anzani de 25 HP volvió a despegar el pasado día 5 de junio con el trabajo de los mecánicos voluntarios de la Experimental Aviation Association en un aeropuerto de pruebas situado en Oshkosh, Wisconsin, Estados Unidos. La réplica del modelo utilizado a principios del siglo XX antes de que se desarrollasen vuelos comerciales funcionó manteniendo las condiciones más veraces posibles con el motor de la época. El encargado de conmemorar los inicios de la aviación fue el piloto Tom Hegy que en imágenes aparece en la plaza de un Bleriot XI expulsando humo por el motor delantero en el momento del despegue.

Tom Hegy delante del aeroplano Bleriot XI.

aeroplano Bleriot XI

aeroplano Bleriot XI

aeroplano Bleriot XI

Noticia publicada originalmente en EAA Aviation Center y leida en Wired. Más información sobre Blériot en Centraliens y en la página del musée de l’air et de l’espace.

publicidad


Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:







Si te parecio interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados. Tambien puedes consultar debajo otras entradas relacionadas.

:idea: :-> :!: :?: :( :) :lol: :-o :omg: ;-) :-- :fuzz: :agg: :cry: :8 :rolling: :D :razz: :ang: :s :dev: :wikipedia: :appleicon: :windows: :firefox: :linux: :google: :rock: :ajedrez: :devian: :zelda: :mario: :bombman: :mordis: :coleta: more »

Dejar una opinion




publicidad