Corazones artificiales de doble turbina implantados en Texas Heart Institute

Publicado en Tecnologíacon fecha 16 - junio - 2011

 

Los doctores del centro médico Texas Heart Institute instalaron hace meses un corazón artificial en un paciente de 55 años de edad, llamado Craig Lewis que padecía amyloidosis cardíaca, un tipo de patología causada por depósitos de proteinas que anormalmente cubren tejidos de órganos, en el caso de este hombre fue lo que causó su cardiopatía. Aunque Craig llegó a vivir un mes con el corazón artificial funcionando, falleció debido a su disfunción; parece ser que hay otros casos de pacientes con este tipo de implante quirúrgico reemplazando la actividad orgánica cardiaca que han logrado salir adelante. Una de las particularidades de un corazón artificial es que bombea la sangre sin que se note el pulso, sin una actividad empíricamente notificable como un sujeto común a nivel del cuello por la vibración en la arteria aorta o en la cara interior de la muñeca, incluso en un electrocardiograma, aunque en la radiografía se aprecie perfectamente dentro de la caja torácica el corazón implantado.

corazón artificial

corazón artificial
Steven Parnis, del centro médico Texas Heart Institute, prepara el par de bombas ventriculares antes de una cirugía. Para hacer circular la sangre, tienen rotores, en vez de las contracciones rítmicas de un corazón.

Las bombas quirúrgicas hacen circular mecánicamente la sangre como ventrículos con pistones pero de forma constante y sin latidos, el corazón artificial que han tenido pacientes como Craig Lewis fue implantado por los médicos Dr. Billy Cohn y Dr. Bud Frazier de Texas Heart Institute. El paciente murió el pasado mes de abril tras complicaciones por la amyloidosis al estar otros órganos afectados como el hígado y los riñones aunque según testimonios en la noticia publicada mantuvo la simpatía con los médicos por ser parte de las mejoras técnicas que permitirán mejorar la calidad de vida de otros pacientes.

Más información sobre la amyloidosis en la página del centro médico de Stanford Hospital. Noticia original publicada en NPR.

publicidad



Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

Si te parece interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados. Puedes consultar debajo otras entradas relacionadas.

Escribir comentario




;-) :wikipedia: :tears: :supermario: :shutupandtakemymoney: :sad: :rubor: :rolleyes: :rock: :razz: :pacman: :omg: :odd: :nice: :nibble: :mrgreen: :lol: :linux: :linkzelda: :like: :here: :google: :github: :firefox: :evil: :enojado: :devianart: :chrome: :bomberman: :bender: :apple: :android: :ajedrez: :-S :-O :-D :-8