Fabricación y reciclaje de teléfonos móviles: coltán e imperialismo

Publicado en Noticias, Telefonía móvilcon fecha 20 - febrero - 2010

 

Después de presentar la actividad de empresas privadas dedicadas a reciclar los componentes electrónicos de teléfonos móviles, a partir de los terminales entregados por usuarios que ya no los utilizan y pueden obtener una compensación económica, muchos internautas se han quejado del aprovechamiento de coltán y de la ingenuidad de quienes entregan sus teléfonos móviles a las empresas privadas de reciclaje.

Aparte de presentar la oferta de Zonzoo, Fonebank, así como otras empresas inglesas, se añadió la advertencia de Tragamóvil, fundación de Asimelec, sobre los negocios oportunistas paralelos que aprovechan el reciclaje para introducir los teléfonos móviles en segundos mercados, en vez de recuperar la electrónica útil para otro dispositivo en un país con una legislación y medios para el correcto reciclaje de residuos electrónicos, el usuario ingenuo entregaría su terminal a una empresa que supuestamente trabajaría por la sostenibilidad medioambiental y donaría a países en desarrollo, desconociendo el fin último para su teléfono.

El coltán, abreviación de colombio-tántalo, es un compuesto de minerales formado por óxido de niobio y óxido de tantalio, además de hierro y manganeso, que se presentan en un color gris oscuro metálico, una vez procesado, se emplea en la fabricación de los condensadores electrolíticos que están las placas de teléfonos, pero también en los circuitos de muchos gadgets tecnológicos.

Este de la República del CongoLas mayores reservas de coltán están en minas del territorio de la República Democrática del Congo, constituido como Estado tras la Primera Guerra africana en el antiguo Zaire en 1997, donde posteriormente se desarrolló una guerra por el control de los recursos minerales entre los años 1998 y 2003, que enfrentó principalmente al ejército del Congo y sus aliados Namibia, Zimbabwe, Angola, Chad, Libia, Sudán, contra rebeldes congoleños, los ejércitos de Uganda y Ruanda, así como diversas milicias, con posteriores enfrentamientos armados en los años siguientes para mantener el control de las minas en las provincias al este del territorio congoleño, que además contienen otros minerales aparte de coltán, oro y diamantes. La guerra civil africana ha dejado cerca de 5 millones de muertos, la mayoría por la miseria de las enfermedades tercermundistas y la hambruna, más de 3 millones de desplazados en un éxodo de ciudadanos a otros países africanos vecinos, con una brutalidad extrema en los crímenes contra los derechos humanos, centrándose en mujeres violadas en el sur de Kivu y niños soldados empleados en la guerra.

Dentro de los documentales sobre la Guerra por el coltán, subtitulados en Youtube, los informes internacionales con estadísticas aproximadas de muertos, desplazados, violaciones de los derechos humanos, datos económicos sobre la extracción y exportación del coltán, hay divergencias sobre los datos que manejan las principales empresas fabricantes de teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos, frente a sus proveedores.

coltánEs difícil saber qué coltán exportado está manchado de sangre cuando llega a las fábricas en Kazajstán, China, Alemania o Estados Unidos, no está identificado si su procedencia es la extracción en la república del Congo a través de campesinos y diferentes etnias africanas explotadas, por ser contrabando o por el robo de este compuesto mineral que financia las guerrillas en Ruanda y Uganda. Además resulta ineficaz la ayuda en donaciones de las grandes empresas tecnológicas cuando el sistema de producción no está regulado con una organización diferente en su economía política, entre los Estados africanos, los proveedores del mineral, las plantas de procesamiento y las fábricas productoras de los aparatos electrónicos. De ahí que en ensayos como el publicado en Afrol News se considere que la geopolítica respecto a estos compuestos minerales que son de interés estratégico para los países del núcleo de la economía mundial, sea una forma de imperialismo más importante que el antiguo concepto de dominación de una nación sobre otras, sino más bien la organización económica de las grandes potencias frente a sus proveedores periféricos.

publicidad



Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

Si te parece interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados. Puedes consultar debajo otras entradas relacionadas.

Escribir comentario




;-) :wikipedia: :tears: :supermario: :shutupandtakemymoney: :sad: :rubor: :rolleyes: :rock: :razz: :pacman: :omg: :odd: :nice: :nibble: :mrgreen: :lol: :linux: :linkzelda: :like: :here: :google: :github: :firefox: :evil: :enojado: :devianart: :chrome: :bomberman: :bender: :apple: :android: :ajedrez: :-S :-O :-D :-8